0

Sabía que en promedio tenemos 100.000 a 150.000 cabellos, y que el cabello crece aproximadamente 1.3 centímetros por mes, lo que serían 15 centímetros por año; sabe también que el tiempo promedio de vida del cabello es de entre 3 a 5 años, luego de esto se cae y en su lugar nace cabello nuevo. Pues teniendo en cuenta todo esto y que el cabello además de representar belleza y sensualidad, también nos protege y nos ayuda con el mantenimiento del calor corporal, a todo esto ahora pregúntese ¿qué tanta atención y cuidado le brinda? Pues bien teniendo la respuesta en mente, le referiré de 1 de cada 5 mujeres en el mundo, presenta el cabello deteriorado y maltratado, así como 2 de cada 10 varones presenta caída de pelo prematura llegando a la calvicie antes de los 40.

Conceptos básicos

El pelo o cabello es una extensión de piel de estructura cornificada, formada por una fibra de queratina y tiene la forma estructural de una planta, con raíz y tallo; la raíz ubicada en un folículo piloso y en un tallo que se proyecta hacia arriba por encima de la superficie de la epidermis.
El pelo se distribuye en toda la superficie corporal excepto en las superficies palmoplantares, el ombligo las mucosas y los labios. En un adulto el número aproximado de pelos es de unos cinco millones, repartiéndose en forma desigual a lo largo del cuerpo.
En un adulto el número aproximado de pelos es de cinco millones, repartiéndose de forma desigual a lo largo del cuerpo. En la cabeza hay alrededor de un millón, encontrándose entre 100.000 y 150.000 en el cuero cabelludo. El cabello presenta la misma estructura que cualquier otro tipo de pelo, solo se observa que la implantación en la piel es más profunda que en el resto, puesto que el folículo llega hasta la hipodermis.
El cabello o pelo esta compuestos por 10% por agua, lípidos, oligoelementos como el hierro, zinc, yodo, calcio, manganeso y pigmentos como la melanina, que es un polímero que le da al cabello su color característico; y un 90% de proteínas. Estas proteínas se llaman queratinas que están distribuidas en 6 u 8 capas fibrosas que se envuelven girando en espiral. Así mismo se sabe que crece más rápido entre la adolescencia y los 30 años de edad, y en las mujeres más rápido que en los hombres. Y crece más en verano que en invierno

Por otro lado como todo conjunto de células así como crece, el cabello también se cae. Es común perder entre 50 y cien cabellos por día. Esto ocurre porque su crecimiento se da en ciclos bien determinados. Son tres ciclos: el primero es de crecimiento, y dura unos 3 ó 4 años. Es seguido por un período de interrupción que dura tres semanas, y por último un período de reposo de tres meses, en el cual se cae. A continuación, el folículo comienza a generar nuevas células y el ciclo de crecimiento vuelve a empezar. Por lo general, un 85% del total de cabellos está en período de crecimiento y un 15% en período de reposo. La mayor o menor duración de estos períodos varía de una persona a otra.

Funciones:

Función de protección: El cabello protege al cuero cabelludo del sol y del frío. Las cejas y las pestañas protegen los ojos del sudor que pudiera caer de la frente, los pelos de la nariz impiden la entrada en las fosas nasales de polvo, partículas que pueda contener el aire. También sirve para la amortiguación de golpes y rozaduras. Dificulta las picaduras de insectos y mejora el control de la temperatura corporal mediante disipación
Función estética: En todas las culturas el pelo ha tenido mayor o menor grado de cuidado e importancia. Desde su peinado, lavado, recogido y adornado. hasta su total afeitado. La mucha o poca presencia de vello ha sido un símbolo estético de múltiples significados: fortaleza, sabiduría, experiencia, virilidad/feminidad, libertad, esclavitud, moda, religión, poder adquisitivo, estamento social, ideología político-filosófica, entre otros.

Principales enfermedades del cabello

Dermatitis seborreica: Se manifiesta como un exceso de grasa (o seborrea) en el cuero cabelludo, acompañado de descamación e inflamación del mismo. Esta puede ser un factor coadyuvante para acelerar la caída del cabello en el caso de alopecia androgénica.
Líquen plano capilar: Su consecuencia inmediata es el enrojecimiento que se produce en el cuero cabelludo, se da en la mayoría de los casos en mujeres.
Se trata de una patología que se caracteriza por la descamación del cuero cabelludo y por su enrojecimiento. Esta descamación suele ser acompañada al mismo tiempo por la aparición de erupciones rojizas. Acompañado de una pérdida de cabello constante.
Moniletrix o collar de cabello: Suele ser una enfermedad que se detecta tras cepillados enérgicos. La característica fundamental es que se trata de un cabello que ya crece desde el comienzo débil y quebradizo y que no alcanza nunca con el tiempo a tener la dimensión y longitudes normales.
Tricotiodistrofía: Se caracteriza por tratarse de una enfermedad en donde el cabello se presenta quebradizo y con un nivel de azufre exageradamente bajo, el que suele quedar muy expuesto a factores tanto internos como externos que lo dañan.
Esos otros problemas a los que se asocia son: problemas en las uñas, lentitud en el desarrollo, dificultades en la reparación del ADN, retrasos madurativos y mentales, problemas de fertilidad e ictiosis.
Psoriasis: Se trata de una enfermedad de la piel relacionada a la genética, que se localiza más habitualmente en codos y rodillas pero que puede llegar a afectar al cuero cabelludo. Muchas veces se la confunde con la dermatitis seborreica. Pero, en el caso de la psoriasis, se produce una fuerte descamación de color blanco, muy seca y pegajosa que sobrepasa el límite del cuero cabelludo.
Hongos en general: Algunos hongos generan caída de cabello de manera localizada, aparecen placas que provocan inflamaciones e infección

Factores de riesgo

Se sabe que muchas pueden ser las causas que lleven al deterioro del cabello, sin embargo entre las principales, tenemos:

Herencia: Muchos estudios refieren que algunos problemas capilares tienen origen en la genética, así podemos mencionar la calvicie.
Causas físicas: Las enfermedades de la piel son directamente responsables de la salud del cabello, la más mencionada o reconocida es la dermatitis seborreica, pero también tenemos otras que llevan al desarrollo de anomalías en el cabello; por otro lado los trastornos hormonales, como el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, el primero debilita el cabello haciéndolo delgado, mientras, que el segundo lo engrosa.
Causas psicológicas: la enfermedad de esta era es el estrés, y se ha reconocido que las personas que presentan angustias, estados emocionales desagradables tiene una mayor probabilidad de desarrollas problemas capilares.
Productos químicos: La quimioterapia en el tratamiento del cáncer, va a llevar a la pérdida del cabello, el uso de químicos contenidos en algunos productos que se utilizan en el cuerpo cabelludo, pueden llevar a que el cuero cabelludo se vuelva cada vez más graso, incluso se sabe que el uso de sustancias para la limpieza del cabello con componentes agresivos, pueden llevar a alterar el estado normal del cabello, a la caída del mismo, e incluso a un blanqueamiento.
Problemas alimentarios: Una alimentación deficiente, puede llevar a que nuestro organismo no tenga los componentes necesarios para la formación y estructuración del cabello, Así mismo se sabe que una deficiencia de hierro, cobre, zinc, silicio y vitamina B6 pueden llevar al desarrollo de la alopecia; así mismo una dieta pobre en grasas y proteínas, sobre todo en personas que buscan bajar de peso con dietas extremas, pueden desarrollar la mima enfermedad.
Factores ambientales: El entorno en el que se desenvuelve la persona puede reflejar, el estado del cabello; así, si se vive en un lugar de clima seco, esto va a llevar a que el cabello tienda a ser reseco quebradizo, de puntas abiertas y de crecimiento lento.
Malos hábitos: Los hábitos de lavado y secado de cabello influirán en el estado del mismo, así si usa la secadora a temperatura muy caliente o si se seca el pelo con una toalla muy áspera, peinar el cabello con cepillos y peines inadecuados, son prácticas que llevan a un estado deficiente en el cabello.
Como prevenirlo

Hoy según diversos estudios se puede afirmar que la mala alimentación no solo va afectar el crecimiento y desarrollo de nuestro cabello, piel y uñas. Si tenemos una alimentación deficiente, esta va afectar nuestra vida completamente, nuestro desempeño diario, el desarrollo de nuestras actividades diarias y el cabello será uno de los primeros afectados ya que es que nuestro cabello necesita de una variedad de nutrientes, que lo van a ir fortaleciendo y devolviéndole las cualidades al privarlo de los estos nutrientes, terminaremos con resultados funestos en nuestro cuero cabelludo que pueden ir desde el simple resquebrajamiento y opacidad, llegando incluso hasta la caída severa del mismo no permitiéndole recuperar su brillo, fuerza y vitalidad.

Por otro lado una buena alimentación por sí sola nunca será suficiente para resolver los problemas capilares es importante tener presente que una buena y correcta hidratación generara que mejore su elasticidad y reestablezca la salud capilar.

Tratamiento natural

Omega 3: Si tu cabello está reseco y opaco puede ser por falta de ácidos grasos omega 3. Éstos son los que dan vida a tu pelo, manteniéndolo sedoso y brilloso, además de que alimentan a los fólicos, estimulando el crecimiento del cabello.
Hierro: Tal y como lo expresa su nombre, este mineral fortalece tu cabello para que no se parta, además de aportarle brillo.
Ácido fólico: Este mineral protege tu cabello cuando se expone al aire libre, sobre todo del sol.
Zinc: Este mineral es primordial para la renovación de células, lo cual es importante para un cabello saludable y que crezca constantemente. Además de que ayuda a la pigmentación de la hebra capilar retrasando la aparición de canas.
Selenio: Este micro mineral antioxidante funciona como antioxidante brindando elasticidad al cabello, además de ayudar a combatir la caspa, para favorecer la absorción de este mineral, es bueno un porte de vitamina C.
Vitamina A: Esta vitamina no solo es importante para la retina de los ojos y la piel sana, la vitamina A es la responsable de mantener saludablemente la grasa natural del cuero cabelludo, esta principalmente recomendado para personas que sufren de resequedad capilar.
Vitamina B: Esta vitamina evita la caída del cabello.
Vitamina C: En esencia la vitamina C es importante para evitar que el pelo se parta o luzca deshidratado.
¿Que comer y ¿por qué?

Siempre hay que tener en cuenta que es tan importante mantener una dieta equilibrada y saludable tanto como consumir los alimentos en su forma adecuada
Cuando uno recibe una alimentación saludable que le aporta todos los nutrientes necesarios para funcionar de manera idónea, esto se verá reflejado en nuestro cabello, nuestras uñas y piel: así que es mejor que evalúes primero tu dieta y tu ritmo de vida entes de echarle la culpa al nuevo champú que estés usando.

Sábila: Cuenta con propiedades hidratantes, ayuda abrir los poros, ayuda al control de la producción excesiva de grasa
Colágeno: Después del agua, el colágeno es la sustancia estructural más importante ayuda a restaurar el colágeno perdido en la raíz del cabello así, mejora el crecimiento del cabello y lo fortalece.
Levadura de cerveza: es el nutriente natural que brinda más vitaminas del complejo B, una cantidad considerable de aminoácidos esenciales y otros minerales, que promueven el crecimiento y la resistencia en él.
Las semillas de chía: por ser fuente alta de aporte de Omega 3 le devuelve la vida, el brillo e incrementa su resistencia.
Camu camu: Por ser una de las fuentes más elevada de vitamina c, esta no solo nos sirve para contrarrestar los resfríos, sino que también nos ayuda a promover la absorción de otros minerales que proveen de fuerza brillo a nuestro cabello.
Alimentos no recomendados

Frituras en general.
Chocolate en exceso.
Helados.
Grasas. La grasa animal contribuye a la caída del cabello además de los daños generales que produce al organismo. Evitar las achuras, los chorizos, cantimpalo, salames y todo tipo de embutidos.
El café. Irrita el sistema nervioso contribuyendo al stress cotidiano y a la pérdida del cabello. Intentar reducir el consumo de cafeína.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP