0

La Cúrcuma: ¿Sabes lo que puede hacer por nuestra salud?

Es una planta de origen asiático muy usada como especia en la cultura asiática. El principal componente es la curcumina, se han descrito muchas como su  actividad antibacteriana, antifúngica y antiparasitaria, y recientemente también se han demostrado efectos específicos en otros tejidos y órganos, como la piel, el sistema gastrointestinal y respiratorio y en el hígado.

Origen y Descripción

La Curcuma longa L. también conocida como azafrán, pertenece a la familia de las Zingiberáceas, una planta de origen asiático cuyo rizoma, de color naranja es usado como una especia en la cultura asiática, donde está considerada como una planta mágica dadas sus características organolépticas y sus indudables propiedades terapéuticas y protectoras, sobre todo a nivel hepático y piel. Antiguamente, los farmacéuticos de la zona de Asia y Europa la empleaban para curar la ictericia y las fiebres biliares, teoría que ha sido confirmada por la moderna fitoterapia.
Su  rizoma ha sido objeto de muchos estudios en la India, se ha intentado encontrar sus principios activos con el fin de optimizar su actividad y de explicar su mecanismo de acción; Entre los componentes del extracto se han encontrado: carbohidratos, aceites esenciales, ácidos grasos, curcuminoides (curcumina, demetoxicurcumina y bisdemetoxicurcumina).

La curcumina  es la sustancia causante del color amarillo de los rizomas y es uno de los ingredientes activos responsable de su actividad biológica.A medida que el uso de la cúrcuma sigue creciendo, también lo hace la evidencia de sus múltiples beneficios, es por esta razón que muchos han decidido integrarla en su vida cotidiana, ya sea como alimento, como extracto de cúrcuma en forma de píldora, o ingerir de extracto de cúrcuma líquido altamente concentrado.Una razón principal para la investigación de este alimento tiene que ver con su relación con enfermedades como el cáncer, la enfermedad de Alzheimer, y mucho más. Los posibles poderes de la cúrcuma sobre el cáncer en particular, sin embargo, han provocado un gran interés.

 

Efecto de los curcumicoides sobre la salud. Estudios

Tradicionalmente, esta planta ha sido aplicada para la protección y curación de afecciones cutáneas, hepáticas, úlceras y problemas digestivos y contra parásitos intestinales. Desde 1974 se conoce la actividad antibacteriana del extracto alcohólico de cúrcuma, de la curcumina y de sus aceites esenciales contra las bacterias Gram-positivas,  en 1987 se comprobó que era tóxica para Salmonella, aunque no para E. coli.

En la medicina china los extractos de cúrcuma se aplican a nivel tópico directamente sobre la piel como ayuda en la cicatrización de las heridas.

Varios estudios muestran que la cúrcuma y curcumina aumentan el flujo de bilis, el curcuminato de sodio, a bajas dosis, disminuye las cantidades de sólidos en la bilis, mientras que, a altas dosis, incrementa la excreción de sales biliares, bilirrubina y colesterol.

En 1998, Deshpande observó que la cúrcuma disminuye algunos marcadores séricos de daño hepático como la fosfatasa alcalina, la bilirrubina y la aspartato aminotransferasa. Mezclada con la dieta.

Se ha demostrado que la cúrcuma es un  antiinflamatorio en casos de inflamación aguda, subaguda y crónica en ratones y ratas, aunque no tiene fuertes efectos analgésicos ni antipiréticos, tampoco produce una significativa irritación gástrica, ni tiene efectos en el sistema nervioso.

Algunos autores han estudiado el efecto de la suplementación diaria de 0.5% de curcumina en ratas con diabetes inducida por estreptozotocina, en las que detectaron una mejora significativa del estado metabólico a la vez que una reducción del colesterol.

La principal línea de investigación de la cúrcuma en los últimos años, ha sido conocer su actividad antiproliferativa, antitumoral y anticancerosa. Se ha comprobado el posible efecto preventivo y curativo de la cúrcuma, frente al cáncer y la formación de tumores. Los agentes estudiados han sido administrados oralmente, por inyección o probados en sistemas in vitro y su actividad ha sido demostrada midiendo algunos marcadores enzimáticos como la comparación de la citotoxicidad y la actividad antitumoral de cinco curcuminoides sintéticos en cultivos de células L929, observaron que todos eran citotóxicos y que producían un 50% de inhibición de los tumores utilizando una concentración de 1 µg/mL, efecto similar al obtenido con la curcumina purificada.

Un estudio reciente publicado en el Asian Pacific Journal of Cancer Prevention, se ha encontrado que una administración dependiente de la dosis de la curcumina activa efectivamente muerte de las células de cáncer de hígado. En sus conclusiones, los investigadores en este estudio declararon a la curcumina como un «fito-medicamento prometedor en el tratamiento del cáncer.»

Estudios anteriores han llegado a conclusiones similares, incluyendo un estudio de 2007 publicado en la revista Liver International.

Un año más tarde, en 2008, los investigadores de Taiwán publicaron un estudio que verifica que la curcumina también puede beneficiar en el tratamiento de cáncer de pulmón.

No sólo la especia demostró una habilidad única para evitar que las células cancerosas se expandan, sino que también activa las proteínas responsables para el bloqueo natural, y la supresión de la formación de tumores. (Universidad Nacional Yang-Ming en Taipei)

Y de nuevo en 2010, un estudio publicado en la Revista de Investigación de Ovario encontró que Los pacientes con cáncer de ovario, que es difícil de tratar debido a la resistencia a la quimioterapia convencional y a la radiación, pueden ser efectivamente «pre-tratados» con curcumina, con el fin de mejorar la eficacia del tratamiento convencional del cáncer.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP