0

TRATAMIENTO NUTRICIONAL PARA LA GASTRITIS
Aproximadamente el 80% de la población en países en vías de desarrollo ha padecido gastritis. La bacteria conocida como helicobácter pylori está asociada a esta enfermedad en el 90% de los casos; también influir la automedicación y esto si no es tratado a tiempo puede evolucionar a úlcera e incluso a cáncer

¿Qué es la gastritis?
La gastritis ocurre cuando el revestimiento del estómago resulta hinchado o inflamado.
La gastritis puede durar sólo por un corto tiempo (gastritis aguda). También puede perdurar durante meses o años (gastritis crónica).

Se clasifica de dos tipos:

Gastritis de Tipo A: localizadas en el fundus y en el cuerpo del estómago. Su mecanismo es autoinmunitario contra la célula oxíntica o parietales.
Gastritis de Tipo B: abarca todo el estómago, incluyendo el antro. Tiene anticuerpos contra las células G. Se asocia a la bacteria Helicobacter Pylori
Ambos tipos de gastritis suelen ser crónicas. La gastritis aguda se debe mayormente a la ingesta de tóxicos, aspirinas, alcohol, excesos de café, té, mate y stress.

¿Por qué se produce?

Las causas más comunes de gastritis son:

Ciertos medicamentos como ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno o naproxeno.
Tomar demasiado alcohol.
Infección del estómago con una bacteria llamada Helicobacter pylori.
Las causas menos comunes son:

Trastornos autoinmunitarios (como anemia perniciosa).
Reflujo de bilis hacia el estómago (reflujo biliar).
Consumo de cocaína.
Ingerir o beber sustancias corrosivas o cáusticas (como venenos).
Estrés extremo.
Infección viral, como citomegalovirus y el virus del herpes simple (ocurre con más frecuencia en personas con un sistema inmunitario débil).
Un traumatismo o una enfermedad repentina y grave, como una cirugía mayor, insuficiencia renal o el hecho de estar con un respirador pueden causar gastritis.
¿Cuáles son los síntomas?
Muchas personas con gastritis no tienen ningún tipo de síntomas, pero dentro de los que se pueden notar tenemos:

Inapetencia.
Náuseas y vómitos.
Dolor en la parte superior del vientre o el abdomen.
Si la gastritis está causando sangrado del revestimiento del estómago, los síntomas pueden abarcar:

Heces negras.
Vómitos con sangre o material con aspecto de cuncho de café.
¿Podemos prevenirlo?
La búsqueda de nuevos tratamientos prometedores contra el h. Pylori, nos ha llevado al uso de plantas medicinales las cuales tienen mucho que ofrecer.

Así se sabe que existen diversos estudios sobre el uso de plantas medicinales en contra del H. pylori, sin embargo, se trata en su mayoría de estudios preliminares, realizados in vitro, lo cual resulta comprensible, como decía al inicio, pues la gran mayoría de los recursos de investigación están volcados en el área de la farmacología. Sin embargo, hay que señalar que aunque este tipo de trabajos es reciente, siendo el primero un artículo publicado en 1991, y su número ha crecido sólo en los últimos años ( del 2000 en adelante), es ya muy grande el número de plantas que han comenzado a investigarse y ofrecen un enorme campo de investigación y de posibilidades para el combate del H pylori. Así lo ilustra un amplio trabajo de revisión de la literatura mundial, publicado en el 2007. Dicho estudio, que fue llevado a cabo por dos investigadores del Departamento de Bioquímica de la Facultad de Medicina de la UNAM, nos presenta un listado de 327 plantas, comestibles o medicinales, que han sido estudiadas a nivel mundial para determinar su potencial anti H. Pylori. Los autores reportan más de 160 plantas para las cuales se han confirmado dicha acción.

Recomendaciones Nutricionales
El tratamiento de la gastritis dependerá de su causa y debe consultarse con el médico de familia. Con respecto al tratamiento dietético, este trastorno requiere una alimentación suave y no irritante para la mucosa estomacal.

Las normas generales de la alimentación adecuada para la gastritis la engloba el régimen adecuado gástrico:

Masticar lentamente los alimentos, evitando comer con apuro o prisa
Fraccionar la ingesta en 5 comidas diarias
Evitar temperaturas extremas, es decir que los alimentos y bebidas estén templados
Utilizar métodos de cocción sencillos, evitando fritos y grasas
Evitar bebidas estimulantes: café, té y bebidas carbonatadas
Evitar el alcohol
Evitar alimentos grasos
Evitar los picantes
Evitar frutas y verduras crudas, preferirlas cocidas
Tratamiento natural
¿Qué alimentos debemos consumir más?
Es aconsejable aumentar la ingesta de:

AVENA: los copos de avena cocidos, suavizan y protegen la mucosa gracias a los mucílagos que contiene.
ARROZ: tiene un efecto antiinflamatorio y astringente en el estómago e intestino
AGUACATE: neutraliza el exceso de ácido y a su vez suaviza, protege y desinflama la mucosa estomacal.
CALABAZA: cuando se prepara en puré, es un alimento excelente ya que neutraliza también la acidez y protege la mucosa.
COL: protege y desinflama.
CHIRIMOYA: resulta una excelente fruta, ya que neutraliza los ácidos
MANZANA: asada y en compota se tolera perfectamente, contiene pectinas y taninos que desinflaman la mucosa estomacal.
PATATA: siempre cocidas, pero nunca fritas, resultan muy beneficiosas, ya que son neutralizantes, sedantes y calmantes.
YUCA o TAPIOCA: suaviza y protege la mucosa, gracias a sus mucílagos, siempre cocida en caldos sin grasa
ZANAHORIA: resulta calmante, regula la producción de ácido y neutraliza su exceso, gracias a los betacarotenos y a su fibra. Tanto cruda como cocida es beneficiosa.
Es aconsejable reducir o evitar la ingesta de:

AZÚCARES: irritan la mucosa y además favorecen la proliferación de bacterias
.ALCOHOL: también irrita la mucosa estomacal, provocando una reacción inflamatoria. El consumo habitual de bebidas alcohólicas provoca una inflamación continuada, a lo que llamamos gastritis crónica. La cerveza es especialmente nociva en casos de gastritis ya sea con o sin alcohol.
BEBIDAS ESTIMULANTES: café, té y mate, resultan nocivas para la gastritis, debido al contenido de cafeína.
BEBIDAS CARBONATADAS: todas contienen sustancias irritantes como aditivos, azúcares, ácidos, cafeína, etc.
CAFÉ: todas las sustancias que constituyen el café, ya sea con cafeína o descafeinado, resultan nocivas, puesto que favorecen la secreción de ácidos.
CARNES: las purinas de las carnes inflaman la mucosa gástrica.
ESPECIAS PICANTES: inflaman la mucosa gástrica, lo cual aumenta la producción de jugos gástricos, favoreciendo la gastritis.
CÍTRICOS: por su acidez resultan indigestos y agresivos en caso de gastritis
MARISCOS: de difícil digestión, inflaman la mucosa
HELADOS: contienen azúcares, grasas y es frío, siendo agresivo para la mucosa gástrica.
Bibliografía

Kuipers E, Blaser MJ. Acid peptic disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 141.
Lee EL, Feldman M. Gastritis and gastropathies. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran´s Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2010:chap 51.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP