0

 

 

Resumen
La tos es un síntoma asociado a múltiples afecciones respiratorias y es motivo constante de consultas en los consultorios y la farmacia. Este hecho se refleja en los datos del mercado farmacéutico español de 2007, en el que los medicamentos del aparato respiratorio fueron los más dispensados en ese año (48.546.041 unidades), que representa el 34,9%.

¿Qué es la Tos?
La tos es un acto reflejo que actúa como mecanismo de defensa del organismo que nos ayuda a eliminar la presencia de sustancias extrañas o de un exceso de secreciones de las vías respiratorias. La tos implica al sistema nervioso central, periférico y al músculo liso bronquial. Las vías respiratorias se pueden dividir en altas (fosas nasales, faringe, laringe y tráquea) y bajas (bronquios). La tos tiene su origen en las vías respiratorias bajas y se manifiesta en procesos como bronquitis, asma y otros cuadros de mayor o menor gravedad.

¿Qué son los expectorantes?
Las sustancias expectorantes son capaces de incrementar el volumen de las secreciones bronquiales o estimular los mecanismos para su eliminación, por expulsión o deglución

Tipos de tos
La tos no se debe suprimir indiscriminadamente: es conveniente considerar el tipo de tos y tratarla adecuadamente. Tipos de tos existentes:

Tos seca o no productiva: no produce expectoración. Es una tos irritativa que tiende a volverse crónica por causa de la irritación de la tráquea y de la mucosa de la faringe derivada de la rápida expulsión del aire. Puede impedir el descanso adecuado, irrita y causa dolor.

Tos blanda o productiva: Produce expectoración. Es una tos con eliminación de esputo.
Causas
Las causas de tos son numerosas, pero entre las más comunes son las infecciones de las vías respiratorias altas y bajas (resfriado común, gripe, sinusitis, faringitis, laringitis, bronquitis y bronquiolitis. También pueden producir tos, el tabaquismo, el asma, el goteo posnasal, el reflujo gastroesofágico y las vasculares. También se debe hacer referencia a la tos psicogénica, frecuente en los adolescentes, que tosen para aliviar la tensión nerviosa o para llamar la atención
¿Cómo prevenirla?
Generalmente el paciente va directamente a la farmacia para poder aliviar los primeros síntomas de tos, donde el profesional hacer algunas recomendaciones básicas e indica y la posible administración de algún medicamento si se trata de un caso leve o moderado de tos.

Las recomendaciones básicas son:

Aumentar la ingesta de líquidos para ayudar a la fluidificación del moco.
Evitar inhalaciones de polvo, tabaco, humo, etc.
Evitar el uso de aire acondicionado. Se recomendar el uso de humidificadores para personas con problemas respiratorios.
Evitar los cambios bruscos de temperatura.
Mantener la habitación ventilada.
Si la tos es seca pero no persistente, puede administrarse suavizantes como la miel, regaliz, limón, etc.
Recomendar la inhalación de vapores. Se puede añadir algún producto balsámico (mentol, eucaliptol)
Plantas que actúan como expectorantes
Las plantas medicinales son empleadas tradicionalmente por sus propiedades antitusivas y expectorantes.

Plantas mucolíticas:
– El eucalipto (Eucaliptus globulus): sus hojas son ricas en aceite esencial, que presenta entre 45 a 75% de eucaliptol. El eucaliptol actúa directamente sobre el epitelio bronquial, ejerciendo un efecto irritante que puede aumentar la producción y la fluidez de las secreciones. También, aumenta la actividad de los cilios bronquiales, que colaboran en el efecto expectorante y presenta cierto efecto antiinflamatorio por inhibición de la ciclooxigenasa, pudiendo disminuir la inflamación bronquial.
Tradicionalmente se ha empleado como inhalaciones aunque también puede tomarse por vía oral. Se debe evitar su consumo en casos de gastritis o úlcera péptica debido a su efecto irritante.
Es importante indicar que debido a que el aceite esencial puede ser neurotóxico, se debe tener precaución en niños y personas epilépticas, ya que puede disminuir el umbral de producción de convulsiones.

Plantas antitusígenas
– Destacan todas aquellas que tienen con mucílagos, polisacáridos heterogéneos de muy variada estructura (glucosa, xilosa, ramnosa, galactosa, arabinosa, manosa, etc.) con un gran poder de absorción del agua (hasta 100 veces su peso) y de formación de geles o soluciones coloidales en su composición. A este grupo pertenecen la altea (Althaea officinalis), la malva (Malva sylvestris), la amapola (Papaver rhoeas), el gordolobo (Verbascum Thapsus), el llanten (Plantago major y Plantago lanceolata) o la drosera (Drosera rotundifolia). Su aporte de fibra soluble o geles altamente hidratados actúan como demulcentes, disminuyendo la irritación de la faringe y de la mucosa bronquial y calmando la tos de forma notable.

Plantas expectorantes
– Entre las más representativas tnemos el pino silvestre (Pinus silvestris), el pino maritimo (Pinus pinaster), la polígala (Polygala senega), el marrubio (Marrubium vulgare), el ciprés (Cupressus sempervirens), el orégano (Origanum vulgare), la saponaria (Saponaria officinalis) o el tomillo (Thymus vulgaris). Como ejemplo tenemos el tomillo que actúa directamente sobre el epitelio bronquial, tiene un efecto irritante, aumenta la producción de secreciones y estimula la actividad de los cilios bronquiales lo que favorece la expulsión de dichas secreciones.

Bibliografía

Antitusivos, expectorantes y mucolíticos. Ámbito Farmacéutico. Educación Sanitaria. Estilita Esteva Espinosa farmacéutica. O f f a r m. Vol 27 Num 11 diciembre 2008

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP