0

 

Durante siglos la medicina tradicional ha empleado la manzanilla como antiinflamatorio, sedante e, incluso, contra las úlceras estomacales. El té de manzanilla, es lo suficientemente leve como para los niños en pequeñas cantidades, sin embargo, es lo suficientemente potente para tratar una serie de enfermedades, desde el insomnio hasta el dolor estomacal.

Origen y Descripción
La Matricaria chamomilla, también llamada manzanilla alemana, pertenece a la familia de las Asteraceae (Compositae).

La manzanilla es una planta herbácea anual que se encuentra generalmente en los terrenos baldíos, en las zonas secas y pedregosas hasta 500 de altitud. Puede llegar a tener una altura de 50 cm, muy ramificado.

Las hojas son alternas, bipinnatisectas, de color verde claro, con incisiones muy profundas. Las flores son asociados en capítulos con largos pedúnculos puestos sobre un receptáculo vacío y las flores externas tienen la lígula blanca mientras las flores interiores son tubulosas con corola amarilla. Los frutos son aquenios.

Usos
La manzanilla tiene un amplio uso en medicina popular. Además de su uso doméstico, formaba parte, a fines de la época colonial, de varios preparados medicinales en la farmacopea de entonces. Desde esa época, su uso ha ido expandiéndose constantemente en la población.

Más de un millón de tazas de té de manzanilla se consumen diariamente, demostrando al menos su buen sabor. La manzanilla fue utilizada por los primeros médicos egipcios para el tratamiento de las fiebres y por los griegos, romanos e hindúes para los dolores de cabeza y trastornos hepáticos, renales y la vejiga.

El uso de manzanilla en la actualidad data de 1921, cuando una firma alemana introdujo en el mercado una presentación tópica. Esta crema se volvió un tratamiento popular para una amplia variedad de trastornos de la piel, incluyendo eccema, úlceras por presión, inflamación de la piel provocada por radioterapia y dermatitis por contacto.

Las principales formas de uso son:
En Infusión: Para los dolores de cabeza, trastornos digestivos, sedante y carminativo. Se pone una cucharadita de flores en una taza de agua hervida y se deja reposar por 10 minutos. La dosis es de tres o cuatro tazas al día de infusión caliente.

En Lavados, compresas y gárgaras: Para heridas, afecciones oculares. Las gárgaras son para las afecciones de la garganta y la laringitis. Se hierve medio litro de agua con dos cucharadas de flores. Una vez entibiado el cocimiento, se preparan las compresas empapando paños con el líquido. Los lavados y las gárgaras se hacen con el cocimiento directamente.

En inhalaciones: para catarro nasal y obstrucción bronquial. Se colocan uno o dos puñados de flores en un recipiente con dos o tres litros de agua hirviendo y se aspira el vapor.

Beneficios y estudios

Relajante y para combatir el insomnio
Los estudios confirman que pequeñas cantidades parecen aliviar la ansiedad, mientras que las grandes cantidades ayudan a dormir. UMMC sugiere tomar 3 a 4 tazas de té de manzanilla cada día, para el insomnio y la ansiedad. Utiliza una bolsa de té o 2 a 3 cucharaditas de té a granel por cada taza de agua.
Estímulo de la inmunidad
Un estudio de 2005 publicado en American Chemical Society’s «Journal of Agricultural and Food Chemistry», encontró que los participantes voluntarios que bebieron 5 tazas de té de manzanilla durante dos semanas mostraron un mayor nivel de hipurato, que se asocia con los fenólicos botánicos que estimulan la inmunidad para combatir las bacterias. Esto puede explicar por qué el té de manzanilla se usa para aliviar los síntomas de los resfriados.
Dolores menstruales y la tensión
El mismo estudio de 2005 de la American Chemical Society también encontró un aumento del nivel del aminoácido glicina en las personas a prueba después de beber té de manzanilla durante dos semanas. La glicina ayuda a reducir los espasmos musculares y relaja los nervios, incluyendo los calambres o dolores uterinos y la tensión nerviosa durante el ciclo menstrual. Debido a que la manzanilla también puede tener un efecto estrogénico, las mujeres con tumores como el de mama o de útero no deben beber el té sin antes consultar con su médico, UMMC advierte.
Enfermedades infantiles
La American Academy of Family Physicians confirma que el té de manzanilla puede ayudar a aliviar a los bebés con cólicos. Debido a que la manzanilla relaja los músculos, parece aliviar el malestar estomacal y la diarrea. El UMMC recomienda que los niños menores de 5 años tomen no más de 1/2 taza de té al día, mientras que los bebés con cólico deben tomar no más de 1 a 2 onzas (29,6 a 59 ml) por día.
Enfermedades de la piel
El uso tópico u oral del té de manzanilla puede ayudar a aliviar problemas de la piel como dermatitis, eccema de contacto y dermatitis del pañal
Heridas en la boca o aftas
La American Academy of Family Physicians dice que una mezcla de manzanilla y salvia puede ser útil cuando se usa cuatro o seis veces al día como un enjuague bucal.
El más importante de sus principios activos es un aceite esencial, que se obtiene por destilación de sus flores. Este aceite está constituido por numerosos muchos hidrocarbonados: éteres y alcoholes de distinta naturaleza. De estos últimos, el camazuleno es el que reviste mayor importancia, ya que posee un fuerte efecto antihistamínico (Schauemberg, 1972).
Se señala también la presencia de distintos heterósidos: flavónicos y cumarínicos. Por último, se ha informado el hallazgo de pequeñas concentraciones de mucílagos taninos, ácidos orgánicos, salicílicos y concentraciones de vitamina C de 0.73% en la planta florida.
Un estudio controlado con 161 personas descubrió que la crema de manzanilla es igual de efectiva que 0.25% de crema de hidrocortisona para el tratamiento de eccemas.
Vemos pues que hay mucha literatura y muy minuciosa al referirse a los múltiples tipos de trastornos que mejoran con el consumo de infusiones o té de manzanilla. Este beneficioso efecto se aprecia en las flatulencias, la atonía gástrica, las digestiones difíciles, los cólicos, etc. Como sedante nervioso, es útil en problemas de salud mental, como ansiedad, angustia, stress y el insomnio, De igual forma, su efecto antiespasmódico y sedante le da propiedades curativas en los trastornos dolorosos de la menstruación.
Sin embargo, sus efectos más notables, sin desmerecer las virtudes señaladas, se relacionan con la capacidad de hacer cicatrizar y desinfectar heridas. También es útil en las irritaciones de la piel producidas por las lesiones alérgicas. Por esta misma propiedad, actúa contra la congestión de las vías respiratorias.

Bibliografía

Beneficios del té de manzanilla. Ellen Douglas. Livestrong.com
Manzanilla, hierbas y suplementos. 2011 EBSCO Publishing
La Manzanilla, Plantas medicinales, Terapias Naturales. Revista Mundo nuevo Chile

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP