0

 

Mal Olor: como combatirlo naturalmente
Hay gente que huele mal, pero no siempre se debe a un problema de higiene. En algunos casos es un tema mucho más complejo si bien, tratar sobre el tema del mal olor corporal, hará que más de uno, se incomode, o hasta que quiera dejar de leer este artículo, sin embargo, la curiosidad puede más y continuarán, la lectura.

Como referia con anterioridad, no siempre se debe a factores de falta de higiene o mal aseo, existen otro factores que influyen parea que nuestro organismo, empiece a desprender, aromas no tan agradables al nuestro siempre sensible, sentido olfativo.

Así podemos mencionar la osmidrosis, que es un trastorno que le da a 2 de cada diez personas así que no todos estamos exentos de tenerla. Y por otro lado, aunque parezca raro, la alimentación puede también influir para que dándose un cambio interno en el metabolismo de nuestro organismo, como una acidosis (generalmente por exceso de consumo de azucares refinados, o exceso de dulces), y por tanto, desprendamos un olor para nada agradable. Aquí más adelante veremos más al detalle alguno de estos casos.

Concepto:
El mal olor corporal, conocido también como osmidrosis o bromhidrosis, es un trastorno que se produce principalmente por microorganismos (bacterias y hongos) que se desarrollan en el sudor cuando existen las condiciones necesarias, como la falta de higiene.

Nuestra piel mide, en promedio, unos dos metros cuadrados y en cada centímetro cuadrado del órgano poseemos más de 600 glándulas productoras de sudor. Pero esta transpiración está formada de 99% de agua y por lo tanto no produce mal olor corporal.

Las personas que sudan en exceso pueden ser susceptibles al mal olor corporal, pero en realidad el trastorno está vinculado al lugar del cuerpo donde ocurre el sudor y al tipo de glándulas involucradas, principalmente las glándulas apócrinas.

La solución más simple para el mal olor corporal, así como la principal, es tener una mejor higiene personal; sin embargo también existen otras maneras de evitarlo, según Robert Hicks, especialista en medicina general y genitourinaria del Hospital Kingston, en Inglaterra.

1. Ropa limpia. Lave su ropa con la temperatura más alta posible y séquela porque la bacteria puede sobrevivir en la ropa húmeda y producir sus olores característicos. Esto se recomienda sobre todo a adolescentes, ya que al encenderse de manera hormonal y frecuente, se produce más sudor.

2. Evitar la ingestión de tóxicos o bebidas alcohólicas y estimulantes como el café, los cuales aumentan la producción de sudor.

3. No consumir alimentos como el ajo, cebolla o especias fuertes, cuyos productos aromáticos pueden eliminarse por el sudor.

4. Hacer uso de infusiones o lociones elaboradas a partir de plantas con propiedades antibacteriales o fungicidas, como la salvia, manzana o lechuga.

5. Evita usar zapatos muy cerrados o que te hagan sudar mucho, como los deportivos o tenis, además de usar calcetines limpios de algodón o mantenga el pie descubierto lo más a menudo posible para prevenir los efectos de los hongos.

Es importante siempre conocer y percibir cualquier cambio en nuestros propios aromas, debido a que si se padece de sudoración excesiva o mal olor corporal sin motivo aparente, podría ser un signo de un trastorno o padecimiento más severo

Factores de riesgo
La falta de higiene,
El consumo de algunos alimentos o medicamentos
La ropa que usamos

¿Por qué se produce?
En términos generales, el mal olor corporal es ocasionado por un desequilibrio químico en el cuerpo, originado comúnmente por una mala alimentación, estrés y ejercicio en exceso, así como por algunos medicamentos y bacterias.
Estos factores que generan mal olor corporal producen acidez. Cuando eso sucede, el cuerpo expulsa sal a través del sudor, lo que ayuda a tener un balance químico interior.
La causa más frecuente de este desajuste son determinados alimentos, los cuales, por las sustancias y toxinas que contienen, modifican los niveles de pH y acidez, además de afectar la sudoración y otros procesos en el organismo que dificulta su eliminación.

Como prevenirlo
Presentamos algunos alimentos o grupos de ellos que generan el mal olor corporal. T que debemos o podemos reducir de nuestras dietas.
1. Azúcar. Un excesivo consumo de alimentos dulces y con azúcares refinados modifica la acidez del cuerpo, además de aumentar su temperatura, por lo que genera sudor y mal olor corporal.
2. Carne roja. Debido a que tarda mucho tiempo en el tracto digestivo y se estanca, la carne roja tiende a pudrirse y libera malos gases y toxinas.
3. Chile y especias. Alimentos picantes o con olor fuerte, como las especias, el ajo y la cebolla, tienen la potencia para causar halitosis y mal olor corporal. Esto se debe a que los gases sulfurosos producidos durante la digestión, se mezclan en la sangre rápidamente.
4. Café y alcohol. El exceso de cafeína y el consumo de alcohol tienen efectos directos en la química corporal. De hecho, el alcohol tiene la capacidad innata de hacer sudar, con un olor poco agradable y que perdura durante un buen tiempo.
5. Lácteos. Un exceso en la ingesta diaria recomendada puede causar mal olor corporal, debido a que contienen proteína alta que descomponen las bacterias del estómago para formar sulfuro de hidrógeno.
Estos son sólo algunos ejemplos, sin embargo existen algunos cuantos más, por ello es mejor seguir una dieta ligera en la que los vegetales tengan un lugar importante, ya que ayudan a depurar el organismo y disminuyen el mal olor corporal.

Tratamiento
Haz una pasta con zumo de limón y bicarbonato sódico y póntela en las axilas antes de ir a dormir y por la mañana al ducharte la retiras.
La salvia, ayuda a reducir el exceso de transpiración. Podemos tomarla añadiendo unas cucharaditas al té.
Utilicemos polvos de talco para los pies y también para los zapatos.
La misma función hace el bicarbonato, uno de los desodorantes naturales más eficaces. Apliquémoslo con un algodón en las axilas y en los pies recién limpios.
Como desodorante puedes mezclar agua destilada con las gotas de tu aceite natural favorito (limón o naranja) y también puedes refrescar tu cuerpo.
Los desodorantes más efectivos contienen aluminio o zinc.
A propósito del zinc las semillas de calabaza lo contienen, lo mismo que la levadura de cerveza que además tiene magnesio y vitamina B6, potenciando el resultado desodorante.
Uno de los mejores productos para el tratamiento del olor corporal es el ácido bórico. Debemos aplicarlo en el lugar en donde queramos que el olor se vaya, después nos duchamos.

Bibliografía

Mal Olor corporal. Salud y belleza Natural. Julio 2010
www.rpp.com.pe/2013-10-15-mal-olor-corporal-no-siempre-es-por-falta-de-higiene-noticia_639442.html

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP