0

 

El término ciática se refiere comúnmente a un dolor que recorre la zona lumbar de la columna vertebral; es un síndrome doloroso, que afecta a nuestro nervio más grande y extenso que es el nervio ciático. La prevalencia de la ciática aumenta con la edad y en general no es causada por un evento a una lesión aislada, sino que suele ir desarrollándose con el tiempo y son pocos los casos que llevan a que haga su aparición antes de los 30.
Como la ciática es provocada por una afección médica de fondo su tratamiento se centra en el alivio de las causas; con cuidados personales y tratamientos no quirúrgicos, sin embargo, en casos graves o en ausencia de la respuesta al tratamiento, se puede terminar con una cirugía.

 

Historia

Un nervio es un conjunto de fibras que conducen los impulsos nerviosos del sistema nervioso central y distintas partes del cuerpo; este grupo de fibras tiene la forma de una especie de cordón blanquecino que permite trasmitir las ondas eléctricas a gran velocidad, el cuerpo humano está constituido por una amplia variedad de estos con funciones específicas, así, por su origen podemos mencionar:

Los nervios craneales, estos nacen en el encéfalo
Los nervios cervicales, estos nacen en la médula espinal
Los nervios del sistema nervioso simpático
Por otro lado el nervio tiene 2 propiedades esenciales la excitabilidad y la conductividad ambas permiten que se puedan realizar la motilidad, sensibilidad y otras muchas actividades.
Pero, ¿qué pasa cuando unos de los nervios, sufren una obstrucción?, bueno cuando eso sucede se produce el dolor que inicia en la columna y luego se extiende.

 

¿Qué es el nervio ciático?

El nervio ciático es el nervio más ancho y extenso del cuerpo, las fibras del nervio ciático comienzan en la 4ta y 5ta vértebra lumbar (L4, L5) y los primeros segmentos del sacro. El nervio pasa a través del foramen ciático justo por debajo del músculo piriforme (rota el muslo lateralmente), hacia la parte posterior de la extensión de la cadera y hacia la parte inferior del glúteo mayor (músculo en la extensión de la nalga y el muslo). Luego el nervio ciático baja verticalmente por la parte posterior del muslo, por detrás de la rodilla, ramificándose en los músculos isquiotibiales (pantorrilla) y hacia abajo hasta los pies.

Síntomas de la ciática

Usualmente la ciática afecta un lado del cuerpo. El dolor puede ser sordo, agudo, quemante o estar acompañado por descargas intermitentes de dolor punzante que se inician en la nalga y bajan por la parte posterior o lateral del muslo y/o la pierna. Luego la ciática se extiende debajo de la rodilla y puede sentirse en los pies. A veces los síntomas incluyen hormigueo y entumecimiento. Sentarse y tratar de ponerse de pie puede ser difícil y doloroso. El dolor puede intensificarse con tos y estornudos.

Los síntomas pueden ser clasificados por su duración y localización:

Lumbalgia aguda: cuando el dolor de cintura no se irradia por debajo del nivel de la rodilla, con duración máxima de 6 semanas o menos.
Lumbalgia crónica: es aquella que el dolor no se irradia más allá de la rodilla con duración de más de 6 semanas.
Ciática aguda: Es una lumbalgia que se irradia por debajo de la rodilla, que dura menos de 6 semanas.
Ciática crónica: es aquella lumbalgia que se irradia más allá de la rodilla con una duración superior a 6 semanas

 

Causas

La compresión del nervio ciático puede provocar muchos de los síntomas mencionados. En muy pocas ocasiones el nervio se daña de manera permanente y casi nunca existe el riesgo de parálisis debido a que la médula espinal termina antes de la primera vértebra lumbar. Por otro lado es importante recordar que la ciática no es una enfermedad en si misma sino un término medico usado para describir los síntomas causados por otros problemas de la parte baja de la espalda.
Algunos trastornos de la columna lumbar que se sabe que provocan compresión del nervio son:

Hernia de disco o disco abultado, la causa más común de ciática en la columna lumbar; tanto en la hernia como en el abultamiento, el material del disco puede presionar sobre las raíces nerviosas causando ciática; así mismo El material del disco que se derrama contiene una sustancia química ácida e irritante (ácido hialurónico), causante de la inflamación de los nervios.
Enfermedad degenerativa de disco (EDD), es un resultado del proceso biológico natural asociado con el envejecimiento que se sabe que provoca debilidad discal y que puede ser un precursor de la hernia de disco.
La estenosis espinal lumbar ya que los nervios viajan a través de pasajes en su columna y cuando este espacio se estrecha (estenosis), puede ejercer presión sobre los nervios de la parte baja de su espalda.
Síndrome Piriforme, el músculo piriforme es el que se encuentra ubicado en la parte baja de la columna se conecta con el fémur y le permite la rotación externa y abducción, el nervio ciático corre por debajo del músculo piriforme, por lo tanto, los espasmos musculares pueden comprimir al nervio ciático.
La espondilolistesis ístmica, es el resultado de una fractura por presión, generalmente como consecuencia del deslizamiento de una vértebra hacia adelante en relación co0n la que está por debajo. El deslizamiento puede hacer que la raíz nerviosa sufra un pinzamiento al salir de la columna y por tanto provocar ciática.
Embarazo, el peso extra propio de esta etapa suele generar presión sobre columna vertebral, esta presión puede provocar compresión del nervio ciático; sin embargo los síntomas suelen desaparecer después de parto.
Tumores e infecciones espinales, aunque suelen ser muy poco frecuentes, los tumores y las infecciones suelen provocar la compresión del nervioso ciático.
Trauma, producto de un traumatismo post accidente puede terminar desarrollando la compresión directa del nervio ciático, existe una alta incidencia en los casos de accidentes automovilísticos que existe una alta incidencia de estos casos

 

Como prevenirlo

Para prevenir la ciática las mejores medidas que se pueden tomar son:

Evitar la obesidad y el sobrepeso.
Caminar un mínimo de cinco horas a la semana.
Practicar deportes que favorezcan el desarrollo de la musculatura lumbar, como la natación o el tenis. El yoga también puede ayudar a mantener una buena tonificación muscular.
No agacharse doblando la espalda, sino doblando las rodillas con la espalda erguida.
No cargar grandes pesos.
No adoptar malas posturas mientras se está sentado en el escritorio o conduciendo. La zona lumbar siempre tiene que estar apoyada en el respaldo o en un cojín.
Dormir en colchones flexibles pero rígidos, de forma que la columna vertebral siempre esté un una posición recta.

 

 

Bibliografía

Salazar Vallinas JM, Álvarez Vega Jl.Ciática. Estenosis del canal raquídeo lumbar. Sociedad Española de Reumatología, editores. Manual de enfermedades reumáticas. Madrid. Ed. Doyma, 1996:566.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP