0

 

La Indigestión o dispepsia en un trastorno frecuente que afecta hasta el 30 % de la población general. Los síntomas incluyen dolor o molestias en el abdomen superior así como síntomas de quemazón, presión o plenitud. Estos problemas pueden ser consecuencia de la escasez de acidez estomacal, una masticación inadecuada y la ingesta de gran cantidad de comida que nos llevan a problemas más serios de salud.

 

 

Historia

La dispepsia fue reportado por primera vez en el siglo XVIII y su aumento fue precedido por un aumento en los cuadros de ulcera gástrica y duodenal. La ulcera gástrica fue más frecuente en mujeres y la duodenal más frecuente en hombres.
Aproximadamente el 40% de personas con problemas digestivos presenta síntomas de dolor abdominal superior. La incidencia aumenta con la edad y es más frecuente en mujeres que en hombres.
Estos puede interferir en las actividades del paciente como problemas del sueño, empleo, actividad física, consumo de alimentos y bebidas, actividades sociales. Su impacto es similar a enfermedades crónicas como el asma o enfermedad inflamatoria intestinal.
La causa más común, tomando como base los resultados de la dispepsia investigada con el procedimiento de endoscopia, es la dispepsia funcional (60%), seguida de la úlcera péptica (15-25%), la esofagitis por reflujo (5-15%) y el cáncer de esófago o el gástrico (<2%). Estudios realizados en nuestro país reproducen este patrón de distribución.

 

Que es la mala digestión o indigestión?

Teóricamente el proceso digestivo tendría que producirse con rapidez y eficacia para obtener el máximo valor nutritivo de los alimentos que consumimos. Si la digestión es lenta, los alimentos no digeridos pueden fermentar en el tracto digestivo, lo que produce malestar y una ineficiente absorción de los nutrientes.
La indigestión produce molestias físicas del tracto gastrointestinal superior, asociadas con la ingestión de alimentos sólidos o líquidos y presenta síntomas como:

• Ardor
• Acidez
• Eructos
• Distensión gástrica y flatulencia
• Sensación de plenitud o presión abdominal
• Náuseas y vómitos.

 

Factores de riesgo

Los factores de riesgo principales para dispepsia son:
• Tabaquismo
• Alcohol
• Cafeína
• Obesidad
• Consumo crónico de AINES
• Uso crónico de medicamentos, entre los cuales se destaca el bifosfonato
• Trastornos psiquiátricos entre los cuales se destacan ansiedad, depresión, estrés, hipocondriasis, condiciones socioeconómicas precarias y desfavorables han mostrado una asociación con el incremento del riesgo de la infección por H. pylori.

 

Por qué se produce una mala digestión

Puede deberse a múltiples factores, entre ellos tenemos:

• Mala masticación: La masticación cumple una función muy importante en el proceso digestivo. Si no se mastica bien, se perjudica la digestión y se reduce la eficacia de las otras etapas del proceso digestivo.
• Comer demasiado: Cuanto más comas, el sistema digestivo tendrá menos posibilidades de hacer una digestión completa.
• Beber grandes cantidades de líquido con las comidas: el líquido diluye las secreciones (ácido, enzimas y bilis) que son responsables del proceso digestivo. La dilución de estas secreciones perjudica la eficacia de la función que cumplen e interrumpe el proceso digestivo.
• Comer tarde: los procesos digestivos dejan de funcionar hacia el final del día, por lo que comer a última hora es una causa común de problemas digestivos.
• Estrés: Es bien sabido que el estrés perjudica el proceso digestivo.
• Escasez de ácido estomacal o de secreción de enzima digestiva: Algunos individuos no producen la cantidad suficiente de ácido estomacal y/o enzimas digestivas que les permitan hacer una digestión normal.

 

 

Como prevenirlo

• Consumir comidas bajas en calorías y en porciones más pequeñas.
• Evita el estrés y las discusiones a la hora de la comida. El sistema digestivo está regulado por el sistema nervioso autónomo, que a su vez está poderosamente influido por la mente y las emociones.
• Come sin prisa y mastica bien la comida. Una comida bien masticada es más fácil de ser atacada por las enzimas digestivas.
• Evita la combinación de alimentos ácidos con carbohidratos. Los alimentos ácidos dificultan la acción de las enzimas salivales.

 

Tratamiento natural

Hoja de coca: La infusión de la coca es utilizado como un poderoso y efectivo digestivo, tomándolo luego de la ingesta de alimentos,  conservando de esta manera, intacto y saludable, el aparato digestivo y los órganos internos.
Graviola: Se recomienda para el estreñimiento y para aumentar la flora intestinal, reduce la hiperacidez. La pulpa de la graviola tiene efectos digestivos
Alpiste: contiene 11.8% de fibras, que facilitan los procesos digestivos.
Tocosh: fortalece el sistema digestivo

 

Bibliografía

• Gastroenterología Diagnóstica y Terapéutica. José Tawil, Laura Solé. Beruti 2347 PB Capital Federal, BsAs, Argentina.
• Laboratorio de Hígado, Páncreas y Motilidad (HIPAM)-Departamento de Medicina Experimental, Hospital General de México. Max J. Schmulson W. México D.F.
• Revista de Gastroenterología. Raúl León-Barúa, Roberto Berendson-Seminario Universidad Peruana Cayetano Heredia. Perú v.28 n.2 Lima abr./jun. 2008
• LEÓN-BARÚA, R. Definición de lo que se acepta por transtorno digestivo orgánico y transtorno digestivo funcional. Arq Gastroenterol (S. Paulo).

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP