0

 

Cuando se sufre constantemente de agotamiento, apatía, dolor de cabeza, somnolencia, cambios en la piel y del cabello, diarrea, gastritis o estreñimiento, puede que el organismo este absorbiendo tóxicos provenientes del medio ambiente y de una inadecuada alimentación que con el tiempo puede manifestarse en trastornos de salud más graves.
Estas toxinas circulan por el interior del cuerpo y se depositan en los tejidos principalmente de la piel, pulmones, riñones y el hígado, desequilibrando su buen funcionamiento.
Al eliminar las toxinas, el cuerpo adquiere mayor bienestar, flexibilidad en sus músculos y articulaciones, más oxigenación y una mayor capacidad de concentración.
Una forma de lograrlo es mediante la alimentación correcta, existen algunos alimentos y productos naturales que puedes incluir en tu dieta y que te ayudarán a limpiar tu organismo, asegurar el buen funcionamiento del hígado y otros órganos, entre otros.

 

¿Qué es la toxemia?

Es la saturación de la corriente sanguínea y de los tejidos del cuerpo con desecho tóxico, causada por insuficiente energía nerviosa (energía vital) del cuerpo para realizar sus tareas básicas de eliminación.
Cuando la energía nerviosa es baja, se impide la eliminación de desechos tóxicos, el cuerpo debe funcionar en un ambiente tóxico. Los venenos saturan primero la corriente sanguínea y linfática, y luego las células, tejidos, órganos, sistemas. Si la sobrecarga tóxica sigue aumentando, el cuerpo la almacena creando depósitos en las articulaciones, en las arterias, en el tejido adiposo (graso), verrugas, quistes, tumores, etc. Allí donde se concentre esa carga tóxica, se le da nombre a la enfermedad.

Si diariamente incorporamos más tóxicos que los que podemos evacuar, no necesitamos ser científicos para entender que la acumulación de “venenos” acabará por generar un colapso. Síntomas como cansancio, insomnio, cefalea, manchas en la cara y el cuerpo, hormigueos, etc., pueden ser manifestaciones de intoxicación reciente o acumulada.

 

Tipos de Toxinas

• Toxinas Exógenas: Ingresan al organismo a través de:

o La respiración (gases de las fábricas y vehículos, humo de las chimeneas, de los cigarrillos, etc.),
o La piel y mucosas (pinturas, insecticidas, etc.)
o La vía digestiva (fármacos, alcohol, colorantes artificiales, carnes rojas en exceso, grasas, preservantes, fármacos, entre otros).

• Toxinas Endógenas: Son sustancias elaboradas en nuestro organismo. Pueden estar relacionadas con algunas enfermedades infecciosas como la fiebre tifoidea, hepatitis, diabetes mellitus, entre otras. El stress, ansiedad entre otras, generan toxinas que de alguna forma son dañinas para la salud.

La tarea de depuración orgánica se potenciará enormemente con un contemporáneo freno al ingreso de nuevas toxinas y aporte de los nutrientes esenciales que faltan. Trabajar separadamente cada aspecto, conspira contra una rápida recuperación de la salud.

 

Tratamiento Natural

• Vinagre de Manzana: Depurativo, desintoxicante
• Alfalfa: Depurativa a nivel sanguíneo. Diurética
• Semillas de chía: Tienen un alto contenido en antioxidantes y fibra. Excelente aporte de Omega 3, 6 y 9.
• Zarzaparrilla: Depurativa, diurética

¿Cómo prevenir la Toxemia?

Alimentos Desintoxicantes

Beterraga
Estas verduras están repletas de vitaminas B3, B6, C y beta-caroteno, según informa el portal Huffington Post. Pero eso no es todo. Las beterragas también son una gran fuente de hierro, magnesio, zinc y calcio, minerales necesarios para la óptima eliminación de toxinas.
Asimismo, estos vegetales ayudan a mantener la buena salud del hígado, tantas veces zarandeado por el alcohol, y la vesícula biliar, órganos claves en lo que se refiere a la descomposición y eliminación de toxinas, explica también el mencionado portal. Este añade que la cantidad de fibra presente en este alimento mejora la digestión, lo que estimula la generación y la excreta de desechos corporales.

Manzanas
Los alimentos ricos en pectina, como las manzanas y las peras, te ayudarán a remover “los residuos radioactivos del cuerpo”. La mencionada sustancia atraerá a las toxinas, facilitando su eliminación a través de la orina y las heces.

Ajo
El ajo es conocido por estimular las enzimas del hígado, las cuales contribuyen en la limpieza del organismo. Asimismo, tiene propiedades antivirales, antibióticas y anticépticas. Estas propiedades hacen, por ejemplo, que sea capaz de librarnos de las bacterias.

Limón
Además de toda la vitamina C que contiene, el limón potencia la alcalinidad del cuerpo, lo que ayuda a balancear la acidez de las comidas que consumimos y conservar así el equilibrio. Gracias a esto, tu organismo desechará las toxinas que asimilamos por la dieta y el medioambiente de forma más efectiva. El citado medio recomienda exprimir el jugo de un limón en agua caliente y tomar esta bebida en la mañana.

Semillas de linaza
Ingerir solo dos cucharadas de este alimento te proporcionarán la ración diaria de omega 3 que necesitas. Este ácido graso saludable contribuirá al desarrollo saludable de las células. Además, apoya la metabolización y asimilación del manganeso, mineral imprescindible en varias funciones vitales del cuerpo. Además, la fibra que contiene ayudará a la correcta digestión.

 

Bibliografía

• Limpieza de colon. Andrés Vargas Reynoso / SUMEDICO. México. D.F. 5 de febrero de 2013
• Análisis de la función renal. José Ignacio Monreal. Julio 2011. Departamento de Bioquímica Clínica. Clínica Universidad de Navarra
• Los cinco mejores alimentos para limpiar y desintoxicar tu organismo. 19 de febrero 2013. Flickr, saralparker / Flick, Pérez / Archivo el comercio.
• Guía informativa: El mito de la enfermedad. José Manuel Casado Sierra. Editorial: Higea.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP