0
Causas y remedios naturales para los pies y los tobillos hinchados

Causas y remedios naturales para los pies y los tobillos hinchados

La hinchazón en los miembros inferiores también denominada Edema, es un problema muy común especialmente en personas mayores. Los estudios indican que puede ser el resultado de una multiplicidad de factores que lo originan. En muchos casos se puede resolver el problema sólo con un examen clínico.

 

Concepto

La hinchazón en los pies y tobillos se produce como resultado de una acumulación anormal de líquido. Muchas causas pueden provocar esta hinchazón, como el embarazo o estar de pie por mucho tiempo. Sin embargo, también se puede asociar con problemas más serios como la insuficiencia cardíaca congestiva, las enfermedades del hígado, la trombosis venosa y la obstrucción linfática, según informa el Instituto Nacional de Salud.

Es importante tener en cuenta los siguientes aspectos que nos pueden alertar de un problema a futuro:

Revisa los pies y las piernas y observar si hay síntomas como entumecimiento y calambres, y signos como coloración oscura pues puede significar que dicha parte no está recibiendo suficiente oxígeno debido a la mala circulación.
Observar la velocidad con que las heridas de los pies cicatrizan, por lo general si hay mala circulación las heridas tardan más en cicatrizar.

 

Causas

Sobrepeso u obesidad
Edad avanzada
Coágulos de sangre
Lesiones en los miembros inferiores que pueden causar inflamación.
Viajes prolongados o estar de pie durante largos períodos de tiempo.
Consumo de algunos medicamentos como anticonceptivos, antidepresivos (inhibidores de la MAO), antihipertensivo y esteroides.
Embarazo.
Puede ser un signo de insuficiencia cardiaca, renal o hepática

 

 

Como prevenirlos

Algunas prácticas saludables que puede ayudar a evitar el edema:

Mantener las piernas elevadas mientras se está acostado.
Ejercite las piernas para facilitar el bombeo de la sangre al corazón
Consumir una dieta hiposódica (baja en sal).
Cuando viaje, hacer descansos con frecuencia para ponerse de pie y moverse.
Evite usar ropa muy apretada.
Baje de peso si es necesario.
Evitar la exposición directa al sol porque esto tiene un efecto vasodilatador
Evitar el uso prolongado de zapatos con tacos muy altos.

 

 

Tratamiento natural

Para tratar esta afección es necesario considerar y atender la causa que la genera. El uso de plantas con propiedades diuréticas nos ayuda a eliminar por la orina los desechos de nuestro cuerpo, es un modo de purificar y limpiar nuestro cuerpo por dentro. Algunas recomendaciones:

Dieta: eliminar los alimentos o productos salados, refinados o fritos, aquellos que están muy condimentados, así como vinagres y mostazas. Es recomendable depurar las toxinas de nuestro cuerpo y empezar a equilibrar nuevamente sistemas y órganos. Se deben preferir los siguientes alimentos: cítricos, perejil, zanahorias, linaza, semillas, cereales integrales, amaranto, germinados, etc. Y se debe tomar al día al menos dos litros de agua pura.
Ejercicios: El sedentarismo hace que las venas se vuelven frágiles y los sistemas y órganos perezosos y deficientes. Hay que realizar actividad física porque ayudan a mantener venas fuertes y un retorno venoso eficiente. Se puede también hacer masajes y mantenerlas elevadas para facilitar el retorno de la sangre.
Palo azul: diuréticos
Cola de caballo: diurético
Diente de León: es ideal para depurar nuestro organismo y drenar los líquidos sobrantes.
Pelo de choclo (maíz): diurético
Aloe Vera: alivia los síntomas de los pies cansados e hinchados
Lecitina: ayuda a combatir la inflamación
El vinagre de Manzana: aplicado sobre el área, ayuda a reducir el exceso de líquido
Remojar los pies con agua tibia, menta y sal y luego masajear con aceite de almendras u oliva para estimular la circulación.

 

Consecuencias

Si no eliminamos correctamente los líquidos de nuestro organismo y el sistema urinario no funcionan correctamente, es cuando pueden aparecer enfermedades renales. Otra consecuencia es la sensación de engorde por la acumulación de agua en algunas partes del cuerpo, haciendo aún más difícil su drenaje.

 

Bibliografía

Colmillo JC, O´Gara PT. El examen físico: un enfoque basado en la evidencia. En: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Enfermedades del Corazón de Braunwald: A Textbook of Medicine Cardiovascular . 9 ª ed.Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011: chap 12.
Goldman L. Aproximación al paciente con una posible enfermedad cardiovascular. En: Goldman L, Ausiello D, eds. Medicina Cecil. Ed 23. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007: chap 48.
Diagnóstico diferencial de los edemas del miembro inferior. Guillermo Rossi. Año 2 / Nº 4 / Enero – Abril 2007 / Páginas 157 a 220

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP