0

El cuerpo humano está constituido por 206 huesos de tamaños y formas variadas que dan la estructura al cuerpo y que también se encargan de proteger órganos blandos del organismo; los huesos se encuentran distribuidos formando el esqueleto y por ende necesitan estar unidos y esas uniones son las articulaciones.

Gran parte del movimiento de todo el cuerpo depende de las articulaciones, por lo tanto, es esencial que preserve su funcionamiento. Las enfermedades de las articulaciones se suelen presentar ya pasados los 50 sin embargo en los últimos años se han visto una mayor incidencia de casos de personas jóvenes que padecen de dolores articulares.

 

¿Que son?

Las articulaciones son las uniones entre 2 o más huesos próximos que brindan elasticidad y en si nos permiten realizar diversos movimientos, las articulaciones estas recubiertas por cartílago, este tejido es firme pero a la vez elástico con un efecto de almohadilla que permite el roce de los dos huesos que convergen en este punto, sin friccionar y amortiguando la carga física (peso). El cartílago es un tejido resbaladizo que cubre los extremos de los huesos en una articulación. El cartílago permite que los huesos se deslicen suavemente el uno contra el otro. También amortigua los golpes que se producen con el movimiento físico.

Los dolores articulares, por tanto se definen como aquella sensación desagradable que se presenta en nuestras articulaciones (muñecas, codos, rodillas, tobillos, dedos) y que generalmente va acompañada de inflamación, esto solo como consecuencia del desgaste o daño en los tejidos o estructuras que forman las coyunturas.

La enfermedad de las articulaciones es cualquier padecimiento o lesión que afecte a las articulaciones humanas. La artritis es la más conocida de todas; así mismo están pueden ser de corta duración o crónica, puede causar dolor agonizante y/o malestar. Puede limitarse a una articulación o afectar a muchas partes del esqueleto humano.

 

Clases

Enfermedad de Lyme: Esta enfermedad causa dolor en las articulaciones. Se da por una infeccion bacteriana. Se transmite por las garrapatas infectadas cuando pican. La enfermedad de Lyme puede ser grave cuando no se trata de una manera oportuna. Los síntomas de esta pueden incluir dolor en las articulaciones, erupción cutánea alrededor de la picadura de la garrapata y síntomas parecidos a la gripe, como náuseas, dolor de cabeza, escalofríos, fiebre y secreción nasal.

Necrosis aséptica: Es la muerte del hueso causada por un riego sanguíneo deficiente y es responsable de varias enfermedades de las articulaciones. Es más común en la rodilla, la cadera y el hombro, causando dolor en las articulaciones que se agrava si el hueso se destruye.

Bursitis: Tiende a provocar dolor en las articulaciones. Esta condición ocurre cuando la bolsa se ​​inflama. La bolsa son sacos llenos de líquido que ayudan a amortiguar las articulaciones. La bursitis es más a menudo causada por la artritis reumatoide, la gota, los traumatismos, las infecciones y el uso crónico excesivo. Los síntomas incluyen dolor en las articulaciones, dificultad y dolor creciente al mover la articulación afectada y rigidez, calor e hinchazón de la articulación afectada.

Artrosis: Es quizás la más común y más frecuente en nuestros días, es una enfermedad no inflamatoria que se caracteriza por la degeneración del cartílago articular. Su incidencia aumenta con la edad, y a partir de los 50 años predomina en mujeres, produce, dolor, crujidos, deformación e inflamación.

Tendinitis: Esta también causa dolor en las articulaciones. Esta condición se produce cuando el tendón se irrita, se inflama o se hincha. Un tendón es una estructura fibrosa que conecta los músculos con los huesos. Esta condición es causada con mayor frecuencia por el uso excesivo, el envejecimiento y el trauma. Los síntomas incluyen dolor en las articulaciones y el calor y la hinchazón de la articulación afectada. Estos dolores a menudo empeoran al moverse o durante la noche.

Fiebre Reumática: La caracteriza el dolor en las articulaciones o hinchazón de las muñecas, los codos, las rodillas o los tobillos, y puede resultar en daño permanente al corazón.

Artritis Gotosa: Es una enfermedad caracterizada por el depósito de cristales de urato monosódico en la cavidad articular que conlleva a la presencia de inflamación aguda de una articulación (en la mitad de los casos se origina en el dedo gordo del pie, la clásica podagra) provocando dolor intenso, de inicio vespertino que aumenta con la movilidad, junto con un enrojecimiento de la zona con posterior descamación. En otras ocasiones, el dolor es menos intenso pero de duración más prolongada.

Osteoartritis: enfermedad de las articulaciones o coyunturas que afecta principalmente al cartílago; en la osteoartritis, la capa superior del cartílago se rompe y se desgasta, como consecuencia, los huesos que antes estaban cubiertos por el cartílago se friccionan, esta provoca dolor, hinchazón y pérdida de movimiento en la articulación. Con el tiempo, la articulación puede perder su aspecto normal; además, también suelen crecer espolones alrededor de la articulación. Algunos pedazos de hueso o de cartílago pueden desprenderse y quedar atrapados dentro del espacio que existe en la articulación lo que causa más dolor y daño.

Lupus: El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad reumática autoinmune de causa desconocida que afecta a múltiples órganos. La presencia de auto anticuerpos provoca daño celular que se correlaciona con una clínica muy variada y muy extensa en cuanto a órganos afectos. Los síntomas músculo esqueléticos aparecen hasta en el 95% de los pacientes y consisten en artromialgias (dolores articulares) que suelen variar de articulación, entre intermitentes y diarias y pueden afectar a cualquier articulación.

 

Factores de riesgo

La edad: Estudios resientes, refieren que se alcanza una mayor incidencia conforme se avanza a una mayor edad; el rango oscila desde los 45 años en adelante.

La raza: Las enfermedades articulares tiene alcance mundial, sin embargo se sabe que las razas caucásicas o la comúnmente llamada raza blanca son las de mayor incidencia

El género: Existe un mayor incidencia en mujeres, en cuanto a artritis, osteoartritis y similares, sin embargo existe una mayor incidencia en hombres en cuanto a ala gotosa y necrosis aséptica.

El clima: Si bien no es un factor que predisponga al desarrollo de enfermedades articulares, sí influye en la aparición de los síntomas. Las molestias suelen ser mayores en climas húmedos y fríos que en climas cálidos.

La obesidad: obesidad, junto con el envejecimiento, siempre ha sido y será, asociado al desarrollo de enfermedades articulares, debido a que el desbalance en cuanto a este exceso de peso y la resistencia de los huesos y músculos en relación con la tolerancia de los mismos.

Otros factores que pueden influir serian: Los traumatismos, la práctica deportiva, el trabajo, la alimentación.

 

Por qué se produce

Puede haber una combinación de factores que causen las enfermedades reumáticas. Una persona puede nacer con el riesgo de desarrollar la enfermedad, pero suele suceder algo para que la enfermedad aparezca. En algunas personas, un resfriado, una gripe u otro tipo de virus pueden provocar la enfermedad reumática. Por otro lado, el desgaste natural de las articulaciones o una lesión en una articulación puede causar otras como la osteoartritis.

El hecho de ser mujer puede aumentar la probabilidad de tener algunas de estas enfermedades. Los casos de lupus, artritis reumatoide, esclerodermia y fibromialgia son más comunes en las mujeres que en los hombres. Esto podría significar que las hormonas u otras diferencias entre los hombres y las mujeres juegan un papel en el desarrollo de estas enfermedades.

 

Tratamiento natural

El consumo de algunos alimentos o sustancia podría ayudar a disminuir el dolor articular y ayudar a brindar una mejor calidad de vida en la persona que lo padece. Así en este grupo podemos mencionar
El cartílago de tiburón: Se utiliza como componente recostituyente del cartílago de nuestro cuerpo humano de rápida asimilación.
Colageno: Un componente esencial de los huesos, ligamentos, tendones, cartílagos y piel.
Uña de gato Fortalece el sistema inmunológico humano, previniendo enfermedades y el deterioro orgánico; Favorece la actividad antinflamatoria en el organismo

 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP