0

 

Beneficios de la Valeriana sobre el SNC

Nuestros ancestros ya recomendaban la valeriana para tratar el insomnio. Hoy en día esta planta es conocida por su acción sedante y también para combatir la ansiedad y el estrés; sin embargo, sus beneficios podrían ir más allá. Nuevos estudios han hallado nuevas propiedades sobre el SNC y podrían ser usadas para combatir las convulsiones y como coadyuvante en el tratamiento de enfermedades neurológicas como el Parkinson.

Origen y Descripción

Planta nativa de Europa, crece en suelos húmedos, es una planta perenne, de raíces gruesas y tallo hueco, sus flores son numerosas de un color rosa pálido. Alcanza alturas hasta de un metro y sus hojas están compuestas de 6 a 10 pares de folíolos opuestos, que son cada una de las piezas separadas en que a veces se divide el limbo (parte plana y visible) de una hoja.

Existen más de 150 especies de plantas que pertenecen al género Valeriana, pero la más común y usada es la Valeriana officinalis cuya raíz se utiliza con propósitos medicinales, sin embargo varias especies son las empleadas para estos fines.

Los mapuches la consumían por sus hojas que son aromáticas, refrescantes y tónicas. Los aymaras la utilizaban para preparar cataplasmas contra heridas, hinchazones, quebraduras y gangrena.
Los Galenos recomendaba la valeriana para el insomnio en el siglo II d.C. A partir del siglo XVI, esta hierba se volvió popular como un sedante en Europa y luego en los Estados Unidos. Estudios científicos de la valeriana en humanos empezaron en la década de 1970, llevando, en 1985, a su aprobación como un auxiliar para el sueño por la Germany`s Commission E.

El componente más importante de la valeriana es su aceite esencial que es combinado con varios ácidos orgánicos, el principal es el ácido isovalerianato, que se encuentra en la raíz, y cuando se extrae de la planta fermenta activándose y despide un fuerte aroma que caracteriza a la raíz de la valeriana.
Varios estudios sugieren que la valeriana afecta el GABA, un aminoácido naturalmente producido que parece estar relacionado con el experimentar ansiedad. Se sabe que los tranquilizantes convencionales como los de la familia del Valium dejan ciegos a los receptores de GABA del cerebro, y la valeriana puede funcionar de manera muy similar. Sin embargo, se sigue investigando su mecanismo de acción.

Beneficios sobre el sistema nervioso central:
Es una de las plantas más importantes de todas las que poseen propiedades sedantes del Sistema Nervioso Central, de algunos órganos del aparato digestivos y otros que son regulados por el sistema neurovegetativo y la convierten en un valioso tratamiento para los dolores de cabeza, los desórdenes nerviosos del corazón y el insomnio, entre otros.
Estos son algunas evidencias científicas comprobadas por estudios realizados a esta maravillosa planta:

Disminuye el estrés.
Ayuda a combatir depresión.
Útil en el tratamiento contra el insomnio ocasional: Sin embargo, la evidencia del mejor estudio sobre la valeriana sugiere que es más útil cuando se toma por un período largo de tiempo para los trastornos crónicos del sueño
Ayuda a reducir las convulsiones.
Ayuda a reducir la inquietud y ansiedad.
En la medicina tradicional china se le han dado varios usos, por ejemplo, para el tratamiento de úlceras y acné. Su suministro oral alivia malestares digestivos, flatulencias, deficiencias cardiacas, trastornos del tracto urinario y angina (dolor de pecho).

Desde comienzos del siglo pasado esta planta fue incorporada oficialmente a la farmacopea (compendio de sustancias medicinales) de muchos países en razón a sus antecedentes. Su componente más importante es un aceite esencial, con un fuerte aroma característico, al cual se le atribuyen sus poderes medicinales.
Estudios realizados
Acción sobre el sistema nervioso central
El Estudio Nacional de Salud Mental realizado con apoyo de la Organización Mundial de la Salud en el 2003 reportó que en Colombia 2 de cada 5 personas presentan al menos un trastorno mental en algún momento de su vida, siendo el de ansiedad el más prevalente (19,3%). En su tesis doctoral dirigida por los investigadores Javier Rincón y Mario Francisco Guerrero,

Sara Giraldo tuvo en cuenta esta situación y la discapacidad asociada a desórdenes mentales, por lo que centró su interés científico en las plantas con actividad sobre el SNC, como Valeriana pavonii. “Esta especie crece de forma silvestre en los departamentos de Antioquia, Boyacá, Cauca y Santander, entre otros, y es empleada de forma tradicional para tratar casos de insomnio y ansiedad”, explicó Giraldo, quien resaltó la importancia de sus múltiples usos en indicaciones populares.

Estudios fitoquímicos (sobre compuestos químicos que desarrollan las plantas) y farmacológicos con V. pavonii permitieron identificar en fracciones de esta planta extractos activos con potencial para contrarrestar las convulsiones, la ansiedad y la depresión.

Anteriormente, el Laboratorio de Farmacología Vegetal de Latinoamérica, Labfarve, había estudiado esta especie y determinó su acción como tranquilizante en estados de ansiedad y terapia de iniciación en insomnios de conciliación no relacionados con perturbación psiconeurótica, según la clasificación del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima).

Pero los estudios de la UN identificaron efectos mayores en uno de sus metabolitos. Se denomina Isovaleramid, y es una molécula de tipo alcaloide, es decir, de origen vegetal, reportada por primera vez en esta especie de valeriana. Durante el experimento en el que se comprobó su potencial, dicha sustancia fue aplicada –en dosis controladas–a un grupo de ratones que reaccionaron de manera positiva a estímulos eléctricos, mientras otros roedores que no habían sido expuestos al tratamiento presentaron
crisis convulsivas.

Según Giraldo, en la especie pavonii también se encontraron metabolitos (del tipo iridoides) reportados en otras especies de valeriana, que podrían tener efectos neuroprotectores, es decir, con posibilidad de ser usados en el tratamiento de enfermedades neurológicas como el Parkinson.
Según Giraldo, la comparación cromatográfíca (análisis físico de los distintos componentes de una mezcla que permite identificar y determinar sus cantidades) entre las especies pavonii y officinalis ha revelado una mayor proporción de compuestos en V. pavonii, los cuales podrían estar relacionados con su actividad sobre el SNC.

La potencialidad anticonvulsivante de las fracciones obtenidas se evidencia en la presencia abundante de metabolitos tipo alcaloide.

Este es uno de los avances del grupo de investigación Principios Bioactivos en Plantas Medicinales del Departamento de Farmacia, que continúa con el estudio fitofarmacológico (de la actividad terapéutica de las plantas) y su incidencia en el SNC para aislar, identificar y evaluar biológicamente, in vitro e in vivo, alternativas que contribuyan al tratamiento de las alteraciones mentales, “cada vez más frecuentes debido a las tensiones económicas, políticas y sociales, entre otras, que deterioran la calidad de vida de los habitantes”, concluye Sara Giraldo.

Insomnio
El mejor estudio hasta la fecha sobre la efectividad de la valeriana en el tratamiento del insomnio abarcó a 121 personas a las que se les hizo seguimiento durante 28 días. La mitad de los participantes tomó 600 mg de un extracto de valeriana hecho a base de alcohol una hora antes de irse a dormir, la otra mitad tomó un placebo.
Al principio, el placebo y la valeriana corrían igual. Pero al término del estudio, los participantes tratados con valeriana estaban definitivamente durmiendo mejor.
Aunque son positivos, estos resultados son un poco confusos, debido a que en otro estudio más grande la valeriana fue inmediatamente más efectiva que el placebo. Esta prueba dio seguimiento a 128 sujetos que no tenían problemas de sueño. Durante 9 noches, no consecutivas, cada participante se sometió a uno de los tres tratamientos; valeriana, una combinación de valeriana y lúpulo, o un placebo. Los resultados mostraron que en las noches en que sólo tomaban la valeriana, los participantes se dormían más rápido que cuando tomaban el placebo o la combinación. (Sin embargo, se ha encontrado efectiva, en otro estudio, la combinación de valeriana-lúpulo, descrito más adelante). Es posible que se hayan estado usando varias subespecies de valeriana con efectos medicinales diferentes en las pruebas.
Evidencia adicional para la efectividad de la valeriana proviene de un estudio doble ciego controlado por placebo a 78 pacientes ancianos. En este caso, el sueño mejoró al término del estudio, en 14 días.
Además, un estudio doble ciego de 28 días de duración, de 75 personas con insomnio, comparó la valeriana (600 mg a la hora de acostarse) con el medicamento estándar oxazepam (10 mg a la hora de acostarse). Los resultados no mostraron diferencias en la efectividad.
Un estudio doble ciego comparativo que abarcó a 46 pacientes, comparó los efectos del medicamento estándar bromazepam con una mezcla de valeriana y lúpulo con cualquier tratamiento tomado una media hora antes de acostarse. Los resultados sugieren que los dos tratamientos fueron igualmente efectivos.
La combinación de la valeriana y el toronjil también ha sido probada para el insomnio. Un estudio doble ciego controlado con placebo muy mal diseñado de 30 días de duración, de 98 personas sin insomnio no encontró evidencia marginal de que la combinación de valeriana y toronjil mejoró la calidad del sueño en comparación con el placebo. Sin embargo, un estudio doble ciego cruzado de 20 personas con insomnio comparó los beneficios del medicamento para dormir Halcion (0.125 mg) contra un placebo y una combinación de valeriana y toronjil y fracasó en encontrar la efectividad de la hierba. Sin embargo, el medicamento probó ser efectivo.
La valeriana también ha mostrado ser prometedora para ayudar a las personas a dormir mejor después de dejar de usar las píldoras para dormir convencionales de la familia de las benzodiazepinas.

Ansiedad
En un estudio doble ciego controlado con placebo, a 36 personas con trastonos de ansiedad generalizada se les dieron o extracto de valeriana, o valium o un placebo durante un período de 4 meses. El estudio fracasó en encontrar diferencias estadísticas significativas entre los grupos, suponiendo que se debe a su tamaño pequeño. Sin embargo, un análisis cuidadoso de los resultados indica, por lo menos, que la valeriana fue útil.

Bibliografía
Descubren nuevas propiedades de la valeriana. Elizabeth Vera Martínez. Unidad de Medios de Comunicación – Unimedios. Universidad Nacional de Colombia. Jun. 12 de 2010.
Valeriana, Hierbas y Complementos. EBSCO CAM Review Board. Agosto 2013

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP