0
La psoriasis es una enfermedad crónica inflamatoria de la piel que generalmente se caracteriza por presentar piel enrojecida cubierta por una acumulación escamosa en cualquier parte del cuerpo.

 

Alternativas Naturales para combatir la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad crónica inflamatoria de la piel que generalmente se caracteriza por presentar piel enrojecida cubierta por una acumulación escamosa en cualquier parte del cuerpo.

Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria que consiste en crecimiento a un ritmo anormalmente rápido de las células cutáneas. Un problema en el sistema inmune hace que las células de piel nueva aparezcan en corto plazo de tiempo. A esto se une además el problema de que el cuerpo no es capaz de eliminar el exceso de células y por tanto éstas se quedan en la superficie de la piel causando ese aspecto tan conocido similar a heridas o irritaciones.

Causas
Afortunadamente, no se trata de una enfermedad contagiosa por lo que la causa de la psoriasis nunca podría estar relacionada con estar cerca de alguien con esa enfermedad o compartir la ropa o el baño.
Las causas de la psoriasis son complicadas y aún es un tema que se está estudiando a fondo. Hasta ahora se ha descubierto que está relacionada con el sistema inmunológico y que el factor genético está muy vinculado. Si un padre tiene psoriasis, la posibilidad de que sus hijos también la sufran aumenta.
También se sabe que la psoriasis se desencadena cuando un tipo de glóbulos blancos llamados células T da lugar a la reacción en la piel.
Como la psoriasis viene predeterminada genéticamente, se están realizando estudios con el fin de descubrir qué gen es el que tiene la información para traspasar la enfermedad dentro de una misma familia. También es curioso el hecho de que, se puede heredar la psoriasis pero no padecerla, es decir, ser portador de la enfermedad pero que ésta nunca llegue a desarrollarse. Ahora se está tratando de descubrir qué factores desencadenan la reacción.

Factores de riesgo
Cierto tipo de medicamentos
Infecciones
El estrés físico o emocional
Lesiones en la piel
Consumo en exceso de alcohol
Fumar
Alergias
Factores Ambientales
Tratamientos
Puesto que la psoriasis es una enfermedad crónica que de momento, no se puede curar, los tratamientos contra la psoriasis tienen dos objetivos básicos:

Interrumpir el ciclo que provoca un aumento de la producción de células de la piel, reduciendo así la inflamación y la formación de placas.
Retirar las escalas y suavizar la piel, lo que es particularmente efectivo con los tratamientos tópicos que se aplican a la piel.
Tratamientos de la psoriasis se pueden dividir en tres tipos principales: los tratamientos tópicos, la fototerapia y los medicamentos sistémicos.

Aunque los médicos eligen tratamientos basados ​​en el tipo y gravedad de la psoriasis y las áreas de piel afectadas, el enfoque tradicional es comenzar con los tratamientos más suaves (cremas tópicas y la terapia de luz ultravioleta ) y después progresar a los más fuertes en caso de que sea necesario. El objetivo es encontrar la forma más eficaz para frenar la renovación celular con los menores efectos secundarios.

A pesar de que existe una amplia gama de opciones, el tratamiento eficaz de la psoriasis puede ser un reto. La enfermedad es impredecible, pasando por ciclos de mejoría y empeoramiento. Los efectos de los tratamientos de la psoriasis también puede ser impredecibles, lo que funciona bien para una persona puede ser ineficaz para otra. La piel también se pueden volver resistente a los diversos tratamientos en el tiempo y los tratamientos de la psoriasis más potentes pueden tener efectos secundarios graves.

Tratamiento natural
La humedad es importante para mantener una piel sana, hay que aplicar una crema hidratante suave después del baño y repetir durante el día.
Vinagre de Manzana: restaura el ph natural de la piel y ayuda a disminuir la inflamación. Se aplica diluido con un poco de agua directamente sobre la piel de forma diaria.
Aloe Vera: ayuda a sanar las heridas y las áreas quemadas. Aplicar su gel por 10 minutos y luego enjuagar.
Bicarbonato de sodio: ayuda a desintoxicar la piel y alivia la picazón. Se diluye ½ tz. De bicarbonato en 3 litros de agua y se aplica sobre la piel por 10 minutos.
Aceite de Oliva: alivia, hidrata, suaviza y desintoxica la piel. Luego de calentar el aceite se aplica con las manos dando suaves masajes sobre la piel afectada.
Cáscara de plátano: fortalece el sistema inmune. Se aplica la parte interna de la cáscara sobre la piel y se deja actuar por 5 minutos.
Aceite de árbol de té: elimina las células muertas y desintoxica la piel para prevenir infecciones. Se mezcla ½ cucharadita de Aceite de árbol de té con 2 cucharadas de agua, se aplica sobre la piel y se deja actuar toda la noche.
Aceite de ricino: suaviza, hidrata y nutre la piel. Se aplica antes de dormir y se deja actuar toda la noche.
Pimienta de cayena: contiene capsaicina que reduce la inflamación y alivia el dolor
El Sol: la Vitamina D que sintetizamos a partir del sol nos ayuda a mantener una piel sana, es importante exponernos al sol unos minutos todos los días.
Algunos consejos
Evitar el uso de jabones o champús que contengan compuestos químicos fuertes.
Evitar el uso de prendas muy ajustadas y la sobreexposición solar, pues puede irritar la piel.
Consumir alimentos ricos en vit. D: aceite de pescado, aceite de onagra, frutos secos y la cúrcuma.
Consumir alimentos ricos en antioxidantes, como el tomate, zanahoria, cebolla, brócolo, etc.
Evita el alcohol y el tabaco
Hacer ejercicios con regularidad
Bibliografía
La Psoriasis. Lapsoriasis.info en Español
Remedios caseros para la psoriasis. Tratamientos naturales. CuralaPsoriasis.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP