0
Quemadores de grasa naturales, ¿cómo funcionan?

 

Alergias respiratorias: remedios populares para mitigarlas

La rinitis alérgica y el Asma alérgico constituyen las primeras causas de pérdida de productividad laboral y escolar, el 43% de los pacientes en esta situación sufren de trastornos del sueño y el 39% tienen dificultad para quedarse dormido, esto tiene un impacto negativo en la calidad de vida del paciente. Las alergias respiratorias son cada vez más frecuentes y afectan principalmente a los niños.

 

Que son las alergias respiratorias?

Es una reacción excesiva a una o varias sustancias en el medio ambiente que son inofensivas para la mayoría de la gente, pero inducen una respuesta inmunológica que causa síntomas en individuos susceptibles.

Este padecimiento ocurre cuando el sistema inmune (defensa) del cuerpo identifica como peligrosas, cuando no lo son, a las partículas microscópicas que penetran especialmente por la nariz (polvo, polen, etc).

 

Que son los anticuerpos?

Se les conoce como así a las sustancias que provoca una respuesta inmunológica anormal, las más comunes son los siguientes:

Alimentos (sobre todo leche, huevos, trigo, soja, mariscos, frutas y nueces)
Picaduras de avispas y abejas
Ácaros del polvo doméstico
Polen
Mascotas
Esporas de los hongos y el moho
Algunos medicamentos
Productos químicos para el hogar (irritantes como detergentes o perfumes)

 

Tipos

Alergias respiratorias: en esta categoría identificamos a la rinitis alérgica y asma alérgica.
La rinitis es una condición inflamatoria frecuente y molesta que afecta las vías respiratorias superiores, las membranas de la nariz y los ojos. Sus principales síntomas son: nariz tapada y escurrimiento nasal, estornudos, picazón, ojos llorosos e inflamación de los párpados.
El Asma alérgico es causado por la exposición de la mucosa bronquial a los alérgenos contenidos en el aire inhalado produciendo que las vías respiratorias se inflaman y se hinchan. Sus principales síntomas son: disnea, opresión en el pecho, tos, broncoespasmo, respiración sibilante.
Alergia de piel conocida también como dermatitis: dermatitis atópica (eccema) y dermatitis de contacto, que produce principalmente erupciones en la piel.
Otras alergias: alergias a los alimentos y veneno de los insectos, causando diferentes tipos de reacciones, que en algunos casos pueden amenazar la vida (shock anafiláctico)

 

Diagnóstico: Prick Test

El Prick Test es conocido también como reacción de hipersensibilidad inmediata y se utiliza para investigar la alergia mediada por Inmunoglobulina E (IgE). Se realiza con extractos de alérgenos inhalados responsables de alergia respiratoria como los ácaros del polvo, pólen, hongos, etc. Posteriormente el alergólogo completará el estudio mediante la realización de un análisis sanguíneo.
Se aplica una gota del extracto del alérgeno a testar en la cara anterior del antebrazo. A continuación se efectúa una ligera punción con una lanceta de punta corta a través de la gota del extracto y la capa más externa de la piel (epidermis) para que el extracto penetre en la piel y contacte directamente con las células responsables de las reacciones alérgicas. Si el paciente está sensibilizado a dicho extracto, las células reaccionan, liberando unas sustancias que producen inflamación, y aparecerá una pequeña roncha o habón en la zona de la punción. Esta respuesta se inicia en pocos minutos, y es máxima a los 15 minutos: por ello transcurridos 15 minutos tras la punción se realizará la lectura de la prueba midiendo el tamaño del habón. Así se determina con que extracto o extractos alergénicos el paciente ha presentado reacción cutánea y así diagnosticar a que sustancia es alérgico.

 

Señales de alerta de las alergias

Síntomas persistentes de un resfriado que duran más de una a dos semanas, o tienden a atacar al mismo tiempo cada año.
Frecuentes erupciones de color rojo sobre la piel, con picazón y escamas en algunos casos.
Dificultad para respirar
Náuseas
Vómitos o dolor abdominal
Tos crónica
Urticaria o hinchazón que tienden a ocurrir después de comer un alimento en particular.

 

Tratamiento natural

Aceite de onagra: Su uso puede previene la aparición de las alergias respiratorias y reducir sus síntomas negativos, como los estornudos, el lagrimeo, etc.
Jalea Real: estudios revelan que dosis de 50 a 100 mg por día mejora el estado del enfermo asmático.
Graviola: utilizada en tratamientos para el asma.
Hierbas y alimentos naturales depurativos y reforzadores del sistema inmune: limón, ajo, jengibre, guayaba, cítricos, té verde, arándanos, zanahoria, salvia y alfalfa.
Hierbas para combatir ataques de alergia respiratoria: albahaca, té verde, manzanilla, limón, el árbol de té.
Hierbas antihistamínicas: la ortiga, el clavo y la manzanilla, puede resultar muy efectiva para calmar los síntomas. El árnica también posee propiedades antihistamínicas poderosas.
Terapias Alternativas: la aromaterapia, el ayurveda, biopuntura, reflexología, terapia de limpieza del colon, etcétera, son excelentes alternativas naturales.
Dieta: Se recomienda hacer una dieta de eliminación La dieta de eliminación que consiste en retirar todos los alimentos que sean sospechosos de causar alergias, para luego reincorporarlos uno por uno con moderación. Si esto no funciona, elimínelo definitivamente.

 

Bibliografía

Alérgias respiratorias, Aumentar la conciencia y aliviar la carga. Erkka Valovirta. Departamento de Comunicación de la Universidad de Salerno, Italia
La prevalencia de la alergia respiratoria en los niños, OMS, la Carta Europea de los hechos, edición 2007
Lai CK, Beasley R, Crane J et al Diferencias globales en la Incidencia y severidad de los síntomas del asma: la fase tres del Estudio Internacional de Asma y Alergias en la Infancia (ISAAC). Thorax 2009; 64.476-483

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP