0

La Alfalfa es una planta que tiene una gran riqueza en nutrientes beneficiosos para nuestro cuerpo como vitaminas, minerales y gran aporte de proteínas, esta gran variedad y calidad de los nutrientes que aporta la Alfalfa la hacen un complemento ideal de la dieta en casos de debilidad, astenia, malnutrición, anemias y otras enfermedades carenciales en general.

Origen y Descripción
Es una planta con un suave tallo creciente de 1 a 2 metros de altura. Tiene color verde

grisáceo, con hojas en forma de huevo; se mira como un gran trébol. Las flores crecen en racimos con color violeta púrpura a veces con tonalidades rojas o blancas.

Si bien hoy en día crece en todo el mundo, su área de origen se encuentra en el Asia (Turquía, Siria, Irán, Irak, Afganistán, parte occidental de Pakistán y Kashemira). Las referencias más antiguas proceden de Turquía (1.300 a.C.), Babilonia (700 a.C.) aunque se especula que el tráfico marítimo, altamente desarrollado 4.000 años a.C. podría haber contribuido a facilitar su difusión con mucha antelación.

Los autores romanos describen con abundantes detalles, la importancia, cultivo y forma de aprovechamiento de la Alfalfa. Con la caída del Imperio Romano, el cultivo de alfalfa desaparece de Europa.

Los árabes la transportaron de nuevo, a través del norte de África, desde Persia hasta la recientemente conquistada España. La llegada al nuevo mundo se produjo en el año 1519, a México específicamente.. Posteriormente por la ruta del Pacífico, fue trasladada a Perú y Chile. Desde estos países, por vía terrestre, llegó a la Argentina.

 

Composición

La Alfalfa es rica en las Vitaminas A, B1, B2, B6, C, D, E y K.

El 10% de su peso son minerales, entre los que destacan el Calcio, Fósforo, Hierro, Azufre, Sílice, Potasio, Magnesio y Sodio.

El 22% de su peso son proteínas, cuyo contenido aumenta si la semilla se ha germinado. También contiene isoflavonas (genisteína), cumarinas (cumestrol), saponinas y enzimas digestivas.

Propiedades


Propiedades nutritivas

La Alfalfa posee más del doble de proteínas, cuatro veces más de calcio y dos veces más hierro que la mayoría de los vegetales (hablando de polvo – base seca).
Inclusive su composición vitamínica es superior al poseer cuatro veces más vitamina A, tres veces más de complejo vitamínico B y nueve veces más de vitamina E sin contar además un alto porcentaje de vitamina K.
Por su composición en hierro, vitamina K y vitamina A, se puede recomendar su uso para personas que tienen anemia, hemorragias o falta de apetito

Propiedades curativas:

Tradicionalmente utilizada como:

Diurética al aumentar la secreción y excreción de la orina.
Limpia el hígado
Purifica la sangre en caso de barritos y espinillas
Fortalece los pulmones
Combate la osteoporosis
Tradicionalmente usada en casos de debilidad, astenia, malnutrición, anemias y otras enfermedades carenciales en general.

Estudios Realizados

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Marcos (Perú), liderados por la doctora María Soberón Lozano, han elaborado un concentrado proteico de Alfalfa (Medicago sativa) conocido como CPA que, entre otras propiedades, revierte la anemia. Sus beneficios están comprobados científicamente, no solo en animales sino también en humanos. Según los resultados de estudios realizados desde el 2005 hasta la actualidad, se concluyó que el consumo del CPA en dosis diarias de 10 miligramos por persona, al menos por 25 días, estimula la generación de glóbulos rojos y sin causar toxicidad.
Este concentrado se puede convertir en una importante alternativa o complemento en la dieta de las personas que no solo se encuentren delicadas con algún tipo de trastorno en la sangre (anemia), sino además por aquellas que gozan de buena salud.

Para llegar a esta conclusión, en el Centro de Investigación de Bioquímica y Nutrición de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú) se hicieron investigaciones, primero, con ratas, a las que se las sometió a un proceso de desnutrición para luego suministrarle el concentrado. ¿Los resultados? Bastante alentadores. Los animales se recuperaron de la desnutrición y no presentaban problemas de toxicidad. “El CPA no reveló ningún tipo de daño en los órganos de los animales, más perjuicio causó la propia desnutrición”, comentó la doctora Soberón.

Las potencialidades del producto también fueron probadas en el 2008 en la escuela de la comunidad Daniel Hernán, en Pampas (Huancavelica, Perú), a más de 3.100 m.s.n.m. “En total participaron, con el consentimiento de sus padres, 20 niños de entre 4 y 6 años”, refirió la investigadora.

A ellos se les proporcionó el CPA como complemento de sus alimentos, bajo la supervisión de una maestra. “No solo consumían el concentrado, sino que lo ingerían con sus alimentos. El CPA era solo era un complemento de su dieta nutricional”, detalló.

Y una vez más, los resultados fueron reveladores: durante los análisis clínicos se encontró que este concentrado estimuló la eritropoyesis (producción de glóbulos rojos) en los niños, lo cual elevaba los niveles de estas células. “Fue un hallazgo importante, con lo cual quedó demostrado que el CPA había estimulado la síntesis de estos glóbulos, cuya disminución origina la anemia”.

Los investigadores escogieron este lugar porque es conocido que Huancavelica es una zona con altos índice de desnutrición. “Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar, es uno de los departamentos con mayor pobreza y donde se tiene registrado altos índices de anemia”, añadió.

 

Interacciones

La Alfalfa contiene grandes cantidades de vitamina K. El cuerpo utiliza la vitamina K para ayudar a la coagulación de la sangre. La warfarina (Coumadin) se usa para retardar la coagulación sanguínea. Al ayudar a la sangre a coagular, la alfalfa podría disminuir la eficacia de la warfarina (Coumadin). Asegúrese de controlar su sangre con regularidad. Puede que sea necesario cambiar la dosis de la warfarina (Coumadin).

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP