0

El Aguaymanto también llamado Tomatito silvestre, cereza del Perú, tomate de sierra, goldenberry o “Capulí” es conocido como fruta nativa desde la época de los Incas, era una de las plantas preferentes del jardín de los nobles y particularmente fue cultivada en el valle sagrado de los Incas.
Este arbusto se ha cultivado por muchas décadas en los Andes y es conocido por sus excelentes propiedades antioxidantes.

 

Origen

El Physalis peruviana o Aguaymanto es una planta herbácea perenne que crece en las áreas calientes y secas cerca de los Andes. La planta puede alcanzar una altura entre 0. 6 m a 0.9 m, las frutas son bayas del color naranja-amarillo, de forma redonda y 1.5 centímetros a 2 centímetros de diámetro con un sabor peculiar agridulce e amargo de buen gusto.

La fruta es protegida por una cáscara no comestible de una textura como el papel. Crece de forma silvestre en Cusco, Apurímac, La Libertad, Huancavelica y Áncash a altitudes cercanas a los 3.000 metro.
Desde la época de los incas fue una especie muy apreciada, se producía en el Valle Sagrado de los Incas; ahora es muy popular en la cocina novoandina preparada en mermelada o como base para salsas, actualmente se comercializa y conoce más en otros países que el nuestro propio.

 

Características del fruto

El fruto tiene la particularidad de estar casi completamente cubierto por el cáliz, que crece conforme se desarrolla el primero; siendo el fruto más pequeño que el cáliz, existiendo un amplio espacio vacío entre ambos. El fruto es una baya de forma esférica de 2 a 5 celdas (es como un tomate en miniatura en su estructura interna. El color y aroma del fruto varía según los ecotipos, encontrándose desde color verde limón hasta amarillo dorado, cuando están maduros. La pulpa amarilla y jugosa, es muy agradable por su sabor azucarado, así como la materia mucilaginosa que rodea las semillas. Los Frutos son bayas globosas de diámetro o calibre del fruto es bastante variable que va desde 1.25 a 2.30 cm, con un promedio de 1.80 cm. El peso del frutos varía gran demente de acuerdo a los ecotipos, desde 1.70 a 8.10 g (he incluso de 10 g), con un promedio de 5.30 g; Igual sucede con el número de frutos por planta, que va desde 70 a 1400 frutos, cuyo promedio puede ser de 300 frutos. Según condiciones de crecimiento presentan un diámetro de 1.25 a 2.50 cm y pesan entre 4 y 10g
El sabor del fruto está determinado por los azúcares, ácidos orgánicos y compuestos químicos volátiles presentes: Cuando el fruto cambia de verde maduro, el contenido de azúcares se eleva y los ácidos orgánicos disminuyen. La acidez se incrementa por corto tiempo y después disminuye, y desciende también el contenido de almidón, mientras que los sólidos solubles (principalmente azúcares) aumentan. La fruta contiene muchas semillas. Cuando ha completado la madurez, el cáliz y la fruta caen a la tierra juntas (por efecto de la gravedad). El fruto se desarrolla durante 60 a 80 días.

 

Composición Nutricional

Por cada 100 g de pulpa de fruta
Calorías: 54
Proteína: 1.1 g
Grasa 0.4 g
Carbohidratos: 13.1 g
Agua: 79.6
Fibra: 4.8 g
Calcio: 7 mg
Fósforo: 38 mg
Hierro: 1.2 mg
Vitamina A: 648 UI
Tiamina: 0.18 mg
Riboflavina:0.03 mg
Niacina: 1.3 mg
Ácido Ascórbico: 26 mg

 

Propiedades

Alto contenido de minerales y vitaminas; elementos indispensables para el desarrollo y correcto funcionamiento de los diferentes órganos humanos.
Buena fuente de provitamina A (3 000 U.I. de caroteno por 100 g) y vitamina C
Aporta vitaminas del complejo B (tiamina, niacina y vitamina B12)
El contenido de proteína y fósforo son excepcionalmente altos, pero los niveles de calcio son bajos.
Puede ayudar a purificar la sangre, tonifica el nervio óptico y alivia afecciones bucofaríngeas.
Es recomendado para personas con diabetes de todo tipo
Complemento en el tratamiento de las personas con problemas de prostatitis gracias a sus propiedades diuréticas.
Utilizado como tranquilizante natural por su contenido de flavonoides.
Contribuye a aliviar las afecciones de la garganta.
El Aguaymanto actúa como un potente antioxidante previniendo el envejecimiento celular y la aparición de cáncer, favorece la cicatrización de las heridas y combate algunas alergias como el asma.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP