0

El Aceite de Oliva es el aceite alimenticio más antiguo después del aceite de sésamo. En la antigüedad, este aceite se usaba como alimento, en medicina y en ceremonias religiosas. Es difícil determinar dónde apareció el olivo pero se cree que apareció a orillas del Mediterráneo, entre Siria y Grecia. Su cultivo se inició en estas costas hace más de 6000 años y se usó de manera inmediata con fines alimenticios (la aceituna) y con fines medicinales (el aceite que extraían con rudimentarios métodos).

El Aceite de Oliva además de ser usado en la gastronomía por su agradable sabor y aroma.

PROPIEDADES DEL ACEITE DE OLIVA

El Aceite de Oliva conserva todas las propiedades y los nutrientes del fruto del olivo, ya que se trata del zumo resultante de las aceitunas. Por este motivo, es el producto más rico en ácido oleico, constituyéndose como grasa monoinsaturada, eficaz en la reducción del colesterol malo (LDL), e incrementando el colesterol bueno (HDL).

La principal característica y aquella que lo hace único, es el alto índice de ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico) y antioxidantes.Tanto el ácido oleico (monoinsaturado) y el ácido linoleico (poliinsaturado) que contienen son fundamentales para la salud, ya que son necesarios y nuestro organismo no puede sintetizarlos. Estos ácidos grasos son conocidos como esenciales, consumiendo Aceite de Oliva en las comidas se cubren las necesidades básicas de estos nutrientes.

Es adecuado contra las enfermedades cardiovasculares y si el Aceite de Oliva es extra virgen, es muy rico en vitamina E, un potente antioxidante que protege a la grasa de la peligrosa acción de los radicales libres.

Según algunas investigaciones, posee efectos anticancerígenos, favorece la digestión al estimular la vesícula biliar y ayuda a depurar el hígado.

Por todo ello, el Aceite de Oliva está muy recomendado tanto en la infancia como en la tercera edad (en este último aspecto, ayuda a prevenir la aparición de arteriosclerosis).

ESTUDIOS CIENTÍFICOS REALIZADOS SOBRE EL ACEITE DE OLIVA

Expertos estadounidenses han hallado en el Aceite de Oliva virgen extra un compuesto que ha bautizado como oleocanthal que, según sus investigaciones, inhibe la actividad de las enzimas de la ciclooxigenasa (COX), una acción farmacológica propia del ibuprofeno (Antiinflamatorio). Las conclusiones de este estudio se han dado a conocer a través de la revista científica Nature por el biólogo Gary Beauchamp, del Centro de Estudios Químico sensoriales Monell de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos).
Un estudio español publicado en la «Archives of Internal Medicine» señala que el Aceite de Oliva virgen disminuye la oxidación lipídica más que otros. Si juntamos este ingrediente a una dieta rica en frutas, verduras y añadimos los frutos secos estaremos ingiriendo suficientes antioxidantes para proteger el corazón, concluyen los expertos españoles.
En otros estudios dietéticos controlados han puesto de manifiesto que las dietas ricas en ácidos grasos monoinsaturados reducen de forma efectiva el suero total y los niveles del colesterol asociado a las lipoproteínas de baja densidad (colesterol malo LDL) que a su vez, disminuyen la incidencia de insuficiencia cardíaca y de mortalidad por enfermedades cardiovasculares.
En el Estudio de los Siete Países (Italia, Grecia, la antigua Yugoslavia, los Países Bajos, Finlandia, E.U.A., Japón), que podría calificarse como el principal estudio jamás emprendido para la investigación de la relación existente entre la dieta mediterránea y la cardiopatía coronaria, se halló una correlación directa entre el consumo de ácidos grasos monoinsaturados y la supervivencia durante un período de 15 años. Prácticamente 13 000 hombres (de edades comprendidas entre 40 y 59 años) participaron en el estudio, y se observó que las tasas de mortalidad atribuibles a cardiopatías coronarias durante el período de seguimiento de 15 años eran inferiores en los países con una ingesta elevada de ácidos grasos monoinsaturados y un bajo consumo de ácidos grasos saturados.

COMPOSICIÓN QUÍMICA DEL ACEITE DE OLIVA

El Aceite de Oliva conserva todas las propiedades presentes en el fruto: aromas, vitaminas, minerales, antioxidantes, etc.

El Aceite de Oliva presenta los siguientes compuestos:

73% de ácidos grasos monoinsaturados
13,3% de ácidos saturados
8,3% de ácidos poliinsaturados
El porcentaje restante esta formado por la Vitamina E y antioxidantes (polifenoles) y esteroles (como el b-sitosterol que ayuda a la absorción de colesterol)

BENEFICIOS DEL ACEITE DE OLIVA

Nos protege de las enfermedades cardiovasculares, ya que al aportar ácidos grasos insaturados, regula los niveles de colesterol sanguíneo.
Mejora el funcionamiento del aparato digestivo; es protector estomacal ante las secreciones ácidas.
Previene el estreñimiento cuando es tomado crudo y en ayunas.
Para combatir la hipertensión arterial, se ha demostrado que el aceite de oliva virgen es capaz de modificar la estructura y composición lipídica de la membrana de los eritrocitos o glóbulos rojos.
Tiene efecto protector y tónico sobre la piel.
Mejora las funciones metabólicas y el desarrollo cerebral, ya que los ácidos grasos favorecen la formación de membranas celulares y la formación de tejido cerebral.
Ayuda a expulsar los residuos grasos del hígado (ingerir durante 15 días, dos cucharadas de aceite en ayunas o una sola cucharada en casos de cálculos vesiculares, pudiendo agregarse unas gotitas de jugo de limón para mejorar el sabor y la efectividad de la depuración.
Estimula la absorción de calcio y por ello estimula el crecimiento óseo.
Reduce el desgaste de los tejidos gracias a su poder antioxidante, disminuyendo el envejecimiento de la membrana celular.
Mejora la esperanza de vida (años a vivir) y la calidad de vida en general debido a su natural aporte de nutrientes.
Además de todo lo que hemos señalado, el Aceite de Oliva tiene un valor añadido en lo que a gastronomía se refiere gracias a su sabor y aroma. Su perfume y sabor proporcionan un sabor único que resaltan toda preparación.

USO COSMÉTICO (piel y cabello)

Su alto contenido en ácidos grasos esenciales (ácido oleico) ayuda a restaurar los niveles naturales de humedad en la piel.
Su riqueza en vitaminas antioxidantes (a destacar la vitamina E) ayudan a nutrir, regenerar, suavizar la piel y cabello.
Puede ser un excelente emoliente para proteger la piel, combatir la sequedad y para hacer masajes corporales. Por ejemplo, aplicado después de la ducha sobre la piel todavía húmeda, deja la piel muy suave, brillante y nutrida.
Puede usarse como exfoliante corporal antes de la ducha (mezclar aceite de oliva con sal gruesa u hojuelas de avena, previamente remojados en agua. Se aplica la mezcla sobre la piel húmeda masajeándola durante unos minutos y se enjuaga bien con agua templada).
Puede usarse para preparar una mascarilla nutritiva para el cabello seco, es ideal para cabellos largos o muy largos. Se aplica el Aceite de Oliva (mejor si está previamente templado) en el cabello masajeando bien las puntas y las partes más resecas del mismo. Se deja actuar durante media hora o más y se lava el cabello.

PRECAUCIONES

Como ocurre con todo alimento, nunca son buenos los excesos ni las carencias; por lo tanto su consumo debe ser moderado y de preferencia crudo, para así conservar todas sus excelentes cualidades.

Dado que su aporte calórico es elevado, aconsejamos que su consumo diario no supere las 4 cucharas aproximadamente. De esta manera tomaremos todas sus ventajas y nutrientes, manteniendo el peso corporal adecuado.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

TOP